Para preservar al menor, se lo llamará "L". Por el mismo motivo, a todos los protagonistas de los nombrará con iniciales. Los hechos ocurrieron en San Isidro

Una juezade familia de los Tribunales de San Isidro, le otorgó la tenencia y custodia de un menor de 8 años a su padre, pese a que éste fue denunciado por abuso de ese mismo niño y de su hermana, por amenazas de muerte contra su expareja (por la cual está citado a indagatoria) y por incumplimiento de los deberes de asistencia y alimentos a ambos niños.

La jueza subrogante del Juzgado Número 2 de Familia, Laura Sabrina Citraro, ordenó este jueves por la noche retirar por la fuerza de la casa de su madreal niño "L", donde vivía, pese a los desgarradores gritos de auxilio y llanto del menor. "L" quería seguir con su mamá (la señora "R"), y su hermana "V", pero no lo escucharon.

El niño no quería volver con su padre y su tía, a los que "teme y desprecia", según testimonio de su abuelo, el señor "P".

Una vez que el menor fue trasladado al Juzgado, "P" quiso hablar con la magistrada que se negó a recibirlo. Tampoco quiso escuchar al letrado de la madre y del menor.

A la doctora Citraro no le importó, ni tuvo en cuenta la denuncia que la madre del menor efectuó contra el padre, el "Sr. R" , por abuso contra el mismo niño -a cuyo cuidado puso- y a su hermana, ni por "tentativa de homicidio" contra su exesposa y madre de los menores.

Embed

Un operativo policial violento

Por eso, la jueza Citraro ordenó a la policía de la Provincia de Buenos Aires retirar por la fuerza al niño de su casa materna y llevarlo al tribunal.

Según el testimonio del abuelo, el "Sr.P" -manifestado en una extensa carta personal- el procedimiento fue violento, "como en los peores años de la dictadura (1976-1983)", aseguró.

"Pedí el derecho de abrazar mi nieto mientras lo sacaban -narró el abuelo-, y por respuesta, un cordón policial impidió mi último abrazo, mi despedida, ante los ojos de espanto tremendos de mi nieto". "En forma violenta, se lo llevaron Los gritos del chico tremendos y aterradores", agregó. Y denunció: "Nos maniataron, 4 policías me aferraban, lo mismo a mis dos hijos varones, y a mi hija la empujaron, le pegaron, y solo por ser su madre".

Siempre según el relato del "Sr.P", "el padre (de "L"), cobardemente, se cobijó detrás del cordón policial, único refugio del aterrador miedo que le producía oír a mi nieto, que lloraba"

¿Y los derechos del niño?

Ante esta desgarradora situación, el "Sr. P" se preguntó: "Un chico de 8 años, ¿no tiene derechos, no puede decidir, no puede hablar, o acaso su voz es reemplazada por algunos mayores, personal de la justicia, secretarios, jueces, que carecen de la humanidad paterna?

Además, "Yo -el abuelo materno- con mis 75 años, padre de nueve hijos, abuelo de 15 nietos, que me he pasado tratando de hacer el bien, de dando amor ,¿no tengo derecho de ser oído por esta jueza, no tengo derecho que me de una audiencia, que no tengo derecho de hablar?, como a 'L', al que me han prohibido darle un último abrazo

La situación judicial

Desde anoche, la madre del menor, la señora "R" y el abuelo del menor, el señor "P", junto al letrado de la familia, Daniel Mercado (exfiscal federal y especialista en derechos del Niño), se abocaron a la apelación contra la medida del jueza Citraro, así como una serie de medidas que pidieron a POPULAR no revelar por el momento, para no entorpecer la acción de instancias superiores de la Justicia y del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados