El crimen ocurrió en la localidad santafesina de La Guillermina y tuvo como protagonistas a Luciana Soledad Vera, de 34 años, y a un chico de 15. La mujer recibió una pena de tres años de cárcel pero no irá presa

Una historia de violación, extorsión y mentiras golpeó con dureza a la tranquila localidad santafesina de Villa Guillermina, donde una mujer fue condenada a tres años de prisión y al pago de $90.000 a un adolescente de 15 años, quien era amigo del hijo de la victimaria, por abuso sexual con acceso carnal y coacciones reiteradas.

Si bien los hechos datan de entre 2016 y 2018, en las últimas horas se conoció la sentencia contra Luciana Soledad Vera, de 34 años, condenada a prisión con ejecución condicional más un resarcimiento económico hacia un menor de edad, quien fue su víctima sexual y de diversas coacciones.

Todo comenzó cuando Vera, quien conocía a la víctima ya que era amigo de su hijo, le envió una solicitud de amistad al joven a través de la red social Facebook. Luego de aceptarla, la mujer aprovechó el vínculo de confianza que tenían y le solicitó mil pesos de préstamo, por lo que el muchacho accedió.

Según informó ReconquistaHOY, a la semana la víctima le pidió la devolución del dinero. Fue entonces que ella, tras admitir que no tenía el efectivo, le hizo una contraoferta: "pagarle" con relaciones sexuales, lo cual vino acompañado de fotos íntimas.

Luciana Vera está en pareja con un suboficial de la Policía Local y es madre de dos adolescentes.
Luciana Vera está en pareja con un suboficial de la Policía Local y es madre de dos adolescentes.
Luciana Vera está en pareja con un suboficial de la Policía Local y es madre de dos adolescentes.

Luego le pidió que le facilite 10 mil pesos, cifra que el muchacho llevó a su casa, donde la mujer lo hizo pasar a la habitación, le indicó que deje la plata sobre la mesita de luz, que se acueste y se saque el pantalón mientras ella se desnudó quedando solo en corpiño y lo sometió sexualmente sobre la cama, siendo la primera experiencia sexual de la víctima.

El plan estaba en marcha: ella le dijo que se cuidaba con pastillas para no quedar embarazada y que, por eso, no hacía falta que usaran preservativo. El muchacho no lo sabía, pero ese era el puntapié inicial de la siguiente fase del plan de Vera, quien, por razones obvias, sería ejecutado diez días después, cuando le dojo que había quedado embarazada y se lo comunicó por WhatsApp buscando así presionarlo por más dinero el que sería usado para abortar. Por este motivo, le solicitó 6 mil pesos para las pastillas abortivas y 4 mil para la doctora que haría la prescripción de las mismas.

Así, la preocupación fue creciendo en el chico: dinero-embarazo-paternidad-aborto, una catarata de problemas insolubles para él. Los cambios en las conductas y el estado de ánimo del menor tomaron sentido cuando los padres encontraron un mensaje que la mujer le envió al adolescente. En uno de ellos, la mujer le habría insinuado que consiguiera 45 mil pesos para solucionar el problema.

La jueza Claudia Bressán convalidó el acuerdo que alcanzaron fiscal y defensa.
La jueza Claudia Bressán convalidó el acuerdo que alcanzaron fiscal y defensa.
La jueza Claudia Bressán convalidó el acuerdo que alcanzaron fiscal y defensa.

En tanto, el adolescente ya no quería ir a la escuela ni a sus entrenamientos de voley y, en aquel punto, todo cobró sentido para los padres, quienes comprendieron lo que sucedía. El martes 5 de marzo pasado, la madre del menor denunció ante la Justicia el caso sufrido por su hijo. Vera fue detenida al día siguiente, y el jueves 7, en la audiencia imputativa, el fiscal Ríos solicitó prisión preventiva sin plazo, a lo que la jueza Claudia Bressán lo permitió. Cabe destacar que la victimaria tiene dos hijos adolescentes, uno de 13 y otro de 15 años, este último es amigo y compañero de estudios y de voley de la víctima.

Para el fiscal de la causa, Vera diseñó un plan y supo a quién elegir como víctima, ya que el adolescente es hijo de comerciantes y de buen poder adquisitivo. "El hecho no hubiese ocurrido, no hubiese existido si la víctima no tenía medios. La victimaria sabía exactamente quién iba a ser su víctima y por eso lo manipuló. Si el chico no hubiera tenido acceso a dinero, ella no hubiera hecho eso", sostuvo el fiscal en declaraciones con el portal ReconquistaHOY. Por su parte, la jueza convalidó un procedimiento abreviado que acordó la condenada con su correspondiente defensa y el fiscal Norberto Ríos, quienes así evitaron realizar el juicio oral y público.

En la audiencia imputativa realizada en marzo, el fiscal le imputó a Vera los delitos de hurto en concurso real con amenazas, abuso sexual con acceso carnal aprovechando la inmadurez sexual de la víctima y coacciones reiteradas, en calidad de autora, todo conforme a lo previsto en los artículos 162,149 bis primer párrafo primera parte,120,149 bis segundo párrafo, 55 y 45 del Código Penal.

Los delitos de hurto y amenazas fueron perpetrados en perjuicio de dos personas mayores de edad quienes hicieron las denuncias pertinentes, mientras que el abuso sexual con acceso carnal aprovechando la inmadurez sexual de la víctima y coacciones reiteradas, fue en perjuicio del menor. Finalmente, Bressán condenó a Vera a dicha pena más la obligación de abonar 90 mil pesos en dos cuotas iguales a la familia del adolescente; y 2 mil a otra persona a quien le había sustraído el teléfono celular.

ADEMÁS:

Profesor de música suma denuncias por abusos de menores

Hallaron el cuerpo mutilado de una joven que había desaparecido en Chaco

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados