El relevamiento nacional del año que viene incluirá a la identidad de género autopercibida cómo una de las variables. POPULAR entrevistó mano a mano a Martín Canevaro, Secretario General y activista de 100% Diversidad y Derechos, la organización que trabajó junto al INDEC para que esto sea posible

En un hecho histórico, el Censo 2020 incluirá a la identidad de género autopercibida cómo una de las variables. Será la primera vez en la historia censal argentina que esto ocurra y permitirá no solamente visibilizar las condiciones de vida en las que hoy viven los colectivos, tanto las familias LGBTI+ como la comunidad travesti-trans, sino también, a partir de eso, planificar políticas públicas efectivas y eficaces.

El censo nacional se realizará el 28 de octubre del 2020. Además, esos días se cumplirá una década del último relevamiento realizado a nivel nacional llevado a cabo el 27 de octubre de 2010, fecha recordada también por el fallecimiento del expresidente Néstor Kirchner.

censo 2020

100% Diversidad y Derechos fue la organización que solicitó, negoció y trabajó, junto al Instituto Nacional de Estadística y Censos, la incorporación de la variable 'identidad de género' tanto en el cuestionario básico como en el ampliado. Ya había sido participante, en el año 2010, de la inclusión al relevamiento de los hogares compuestos por parejas de lesbianas, gays, transexuales y sus hijos e hijas. Por lo que esta, según informaron desde la organización, "es una continuidad y profundización de aquella medida".

En un dato no menor, las personas trans serán censadas respetando su nombre y género, indicando el sexo que deseen sin importar la información que figure en el documento. El censo registrará parejas que componen un grupo familiar y sus hijos e hijas. Sin embargo, el cuestionario no incluirá ninguna pregunta sobre la orientación sexual, ya que esa no es la función de ningún censo poblacional.

Esto representa un gran avance para el desarrollo de políticas públicas efectivas y eficaces. Permitirá contar con información precisa y urgente, principalmente en lo que confiere a empleo, salud y vivienda, en relación a los colectivos y, principalmente, dirigidos a la población travesti-trans, un grupo que se encuentra en un grave contexto de vulnerabilidad social y económica, incrementado esto además por la violencia y discriminación que sufren a diario.

ADEMÁS:

Alberto Fernández: "Se terminó el país de segunda y el país de primera"

Leonardo Grosso: "La emergencia alimentaria se tiene que declarar de forma urgente"

Martín Canevaro, Secretario General de 100% Diversidad y Derechos, habló con POPULAR y resaltó la importancia y trascendencia de la inclusión de la identidad de género en el Censo 2020 a fín el Estado y la comunidad en general pueda disponer de un mejor análisis de las condiciones de vida de los colectivos, las difucultades y discriminaciones que atraviesan. Además, se refirió al panorama actual en materia de políticas públicas y analizó el gobierno de Mauricio Macri en este sentido.

POPULAR: ¿Por qué es importante la inclusión de la identidad de género en el Censo 2020 para la población travesti-trans y las familias LGBTI+?

Canevaro: La inclusión de la identidad de género en el próximo censo es un avance histórico. Junto a la continuidad de la publicación de datos sobre hogares compuestos por parejas del mismo sexo y sus hijes, que comenzó en 2010, expresa la adecuación de las políticas censales al paradigma igualitario consagrado en la legislación de nuestro país y en la jurisprudencia internacional de los derechos humanos.

Con eso podremos acceder a datos cuantitativos, cuántas familias LGBTI+ y personas trans hay en la Argentina, cantidad de hijes, ubicación, edades, origen, etc. Y el cruce de esos datos con el resto de las variables, principalmente en el caso de la población travesti-trans, será un insumo muy valioso que nos permitirá reclamarle al Estado políticas públicas focalizadas de reparación e inclusión.

P: ¿También puede servir para luchar contra la discriminación y los discursos de odio y terminar con la invisibilización, principalmente por el lado de la comunidad travesti-trans?

C: En sí mismo ya constituye una respuesta estatal con perspectiva de derechos humanos frente a los discursos de odio por parte de los conservadurismos religiosos que hacen un uso político de las religiones contra los derechos de las mujeres y la diversidad. En sí contribuye a la no discriminación porque se basa en el respeto y valoración social de las diversas orientaciones sexuales e identidades de género. Además, representa un gran desafío, porque se podrá obtener un panorama completo a 10 años de la Ley de Matrimonio Igualitario y a 8 de la Ley de Identidad de Género. Esto permitirá, por primera vez en la historia censal de nuestro país, contar con información urgente y específica para reclamar políticas públicas de inclusión y reparación, prioritariamente de empleo, salud y vivienda, dirigidas a la población travesti-trans.

P: ¿Cuál fue el trabajo que se realizó desde 100% Diversidad y Derechos para que esta medida finalmente sea implementada por parte del INDEC?

C: Comenzamos a trabajar con el INDEC en 2010, de cara al Censo del Bicentenario que se realizó en octubre. Recién en julio de ese mismo año se había aprobado la Ley de Matrimonio Igualitario y, en ese contexto, se incluyó a los hogares compuestos por parejas del mismo sexo. Antes si un jefe o jefa de hogar, en los términos del relevamiento, se visiblizaba con una pareja o cónyuge de su mismo sexo el sistema lo consideraba un error y descartaba el dato.

En ese marco, 100% Diversidad y Derechos entregó este año una propuesta al Instituto que contenía tres aspectos fundamentales: la continuidad de la publicación de los datos de los hogares compuestos por parejas del mismo sexo, la inclusión de la variable 'identidad de género' en el formulario básico y la realización de un estudio complementario sobre las condiciones de vida de la población travesti-trans.

Durante los encuentros, hubo coincidencia en la necesidad de continuar con la publicación de datos sobre hogares compuestos por parejas del mismo sexo y en identificar al Censo 2020 como una oportunidad histórica para incorporar a la identidad de género ya que la población travesti-trans se encuentra en una grave situación de vulnerabilidad social y económica incrementada por la violencia y la discriminación, y la recopilación y gestión de datos viene siendo un esfuerzo de la sociedad civil, cuando es una obligación del Estado contar con estadísticas sistemáticas y desagregadas. Esa información será esencial para comprender y dar una mejor respuesta a la violencia y la discriminación contra nuestros colectivos.

ADEMÁS:

En los últimos cinco años, casi 1300 personas LGBTI fueron asesinadas en América Latina

Brasil: Vasco da Gama salió a la cancha a enfrentar al Cruzeiro con una pancarta contra la homofobia tras cánticos discriminatorios de su hinchada

P: ¿Cómo analizas el panorama en materia de políticas públicas relacionadas a la diversidad sexual y de género en Argentina desde la Ley de Identidad de Género y el Matrimonio Igualitario en adelante? ¿Cuál es el resumen que se podría realizar del gobierno de Mauricio Macri en este sentido?

C: Los derechos reconocidos por las leyes igualitarias se consolidaron con su incorporación en el Código Civil. También le dieron marco a un proceso de desarrollo de políticas públicas focalizadas para atender los derechos humanos de la población LGBTI+. Luego, los reclamos de una nueva Ley Antidiscriminatoria, que incluya la orientación sexual y la identidad de género, o el Cupo Laboral para la Población Trans y otros proyectos no avanzaron en el Congreso. En cuanto a las políticas públicas, el gobierno de Mauricio Macri recortó el presupuesto de este año, por lo que se redujeron los recursos necesarios para la ejecución de las mismas, algo que habíamos conquistado con años de lucha. De esta manera se afectó gravemente nuestro derecho a la salud, al trabajo, a la no discriminación y a la inclusión social, entre otros.

P: Yendo un poco de la mano con la pregunta anterior, y a pesar de los avances que se han dado en lo que va del siglo, y el cambio de paradigma que existe a nivel sociedad, ¿Consideras que hay una respuesta estatal eficiente frente a las problemáticas y discriminaciones que, aún a día de hoy, atraviesa el colectivo? ¿Y en esto cuánto podría influir el Censo 2020?

C: La respuesta estatal, no solo a nivel gubernamental, sino principalmente en el ámbito de la justicia, no da cuenta de que la población LGBTI+ es víctima de criminalización, selectividad y violencia policial y que los hechos que se denuncian deben ser interpretados desde esta perspectiva. Por eso muchos ataques y travesticidios quedan impunes. La violencia por prejuicio es, en muchos casos, ejercida por agentes de las fuerzas de seguridad frente a demostraciones públicas de afecto entre personas del mismo sexo y a las expresiones de “feminidad” percibidas en hombres o “masculinidad” en mujeres. Así lo expresó la Comisión Interamericana de DDHH en su informe sobre “Violencia hacia personas LGBTI”. En ese sentido, los datos que arroje el Censo 2020 será esencial para comprender y dar una mejor respuesta a la violencia y la discriminación contra nuestro colectivo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados