El bloque de legisladores de la Ciudad del Frente de Todos pidió la interpelación de la ministra de Educación Soledad Acuña "por sus dichos antedemocráticos"

El bloque de legisladores porteños del Frente de Todos solicitó la interpelación de la Ministra de Educación e Innovación de la Ciudad, Soledad Acuña, "por sus expresiones antidemocráticas y estigmatizantes hacia estudiantes y docentes porteños"

El pedido impulsado desde la vicepresidencia de la Comisión de Educación, recibió la firma de los 17 legisladores y legisladoras del Frente de Todos, en los términos que establece el artículo 83, inciso 1, de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El documento presentado invita a “la Ministra de Educación e Innovación Soledad Acuña a concurrir al recinto de la Legislatura a fin de dar respuestas respecto a las declaraciones realizadas el día 8 de noviembre de 2020 en relación al perfil de los y las estudiantes que eligen carreras de formación docente”. También “sobre el ejercicio de los y las trabajadores de la educación en funciones y acerca de las características de la tarea que desempeñan los Institutos de Formación Docente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

“Pasan las horas, pasan los días, y cada vez me resulta más increíble que una funcionaria de la democracia haya manifestado lo que todos y todas escuchamos. Pero más grave aún, es que el propio Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, el vice Santilli, y el jefe de Ministros, Felipe Miguel, no dijeron nada al respecto.”, señala la legisladora porteña Lorena Pokoik, vicepresidenta de la Comisión de educación de la Legislatura.

“Es por eso que, desde el Frente de Todos, pedimos que la Ministra Soledad Acuña venga a la Legislatura a ser interpelada por el conjunto de diputados y diputadas de la Ciudad de Buenos Aires. Sus expresiones de desprecio hacia el conjunto de las y los docentes con términos violentos, llenos de odio hacia quienes educan a nuestros hijos e hijas y a quienes tienen en sus manos el trabajo invalorable de crear conocimiento; es un hecho que no se debe tolerar, mucho menos en democracia.”

Soledad Acuña y Fernando Iglesias

El día 8 de noviembre del corriente, la Ministra de Educación e Innovación, Soledad Acuña, participó del programa "Un café con Iglesias”. En su intervención, Acuña sostuvo que “la raíz de lo sobre ideologizado y la militancia política en las aulas está en la formación docente, en el perfil que se define sobre qué es ser docente. La gran discusión tiene que ser cómo enseñamos a enseñar”.

Por su parte, el legislador porteño y miembro de la Comisión de Educación, Santiago Roberto, manifestó que “si algo quedó de manifiesto en esta pandemia es la desinversión que sistemáticamente viene realizando el Gobierno de la Ciudad en la educación pública desde hace 13 años. Pero también mostró el empeño de los docentes, que a pesar de no contar con las herramientas necesarias, redoblaron los esfuerzos para continuar enseñando. Los y las docentes deben ser tratados con dignidad y decencia porque en ellos depositamos la confianza y el compromiso de educar a nuestros hijos".

Entre los fundamentos del pedido de interpelación se destaca que “los Institutos de Formación Docente de la Ciudad realizan un histórico y reconocido trabajo de calidad en la formación de sus estudiantes. La Ministra describe despectivamente y de manera prejuiciosa a quienes eligen estudiar carreras de formación docente como ‘personas cada vez más grandes en edad’, que ‘eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras’ y relaciona el nivel socioeconómico bajo de quienes estudian con el capital cultural disponible”.

“La etapa actual requiere fortalecer aquello que Soledad Acuña se empecina en romper. Como máxima autoridad educativa de la Ciudad es de una irresponsabilidad inusitada que cargue con prejuicios y estigmas sobre aquellos que con su trabajo, esfuerzo y dedicación sostienen y garantizan el derecho social a la educación”, afirma la legisladora porteña Maru Bielli. “Mientras tanto seguiremos construyendo un programa que apueste por recrear la autoridad docente en la generación de futuros sociales más justos”, agrega.

En el mismo sentido, la diputada porteña Ofelia Fernández, destacó que "la política de destrato a las comunidades educativas es una constante de la Ministra Acuña. Pretende decidir sobre el día a día de estudiantes, familias y docentes a los que menosprecia, estigmatiza y persigue” y se pregunta “¿Cómo puede ser que una Ministra hable de sobreideologización o de falta de vocación cuando los y las docentes este año más que nunca demostraron que ni una pandemia los para? El PRO gobierna la Ciudad de Buenos Aires en constante enfrentamiento con nuestras comunidades educativas, pagando salarios paupérrimos y bajando año a año el presupuesto educativo. El maltrato no es nuevo, ni sorprende, pero no podemos tolerarlo más."

No conforme con despreciar las carreras de formación docente y a quienes deciden estudiar en los profesorados, la Ministra declaró que los y las docentes “quieren militar en vez de dar clases” y que “la virtualidad nos dio la oportunidad de que las familias vean qué pasaba adentro del aula. Antes, el docente cerraba la puerta y todo quedaba entre ellos y los chicos”. Asimismo, en sus declaraciones realiza una clara incitación a la denuncia de los y las docentes, sobre todo cuando menciona que “es difícil intervenir porque sos mamá y no querés perjudicar a tu hijo. Pero sin denuncias formales sobre lo que pasa dentro del aula, no podemos hacer nada”. Esto, además de expresar un claro desprecio por los y las docentes, es peligroso porque condiciona el ejercicio de su trabajo en las aulas", coincidieron los legisladores.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados