Tras un prolongado silencio el ex presidente de la UCR Ernesto Sanz reapareció por Zoom y con el estilo frontal de siempre. Se metió de lleno en la provincia de Buenos Aires y aseguró que trabajará con María Eugenia Vidal. El dirigente radical bonaerense Pablo Domenichini le respondió.

Político de raza, dialoguista incansable, cultor de la sana "rosca", Ernesto Sánz volvió al ruedo político. Lo hizo en voz baja, dando charlas para radicales por Zoom, con la humildad de un militante más de la Unión Cívica Radical (UCR) que él llegó a presidir y que bajo su conducción logró casi un imposible: la vuelta al poder en alianza con el PRO de Mauricio Macri. Él fue el gran arquitecto del triunfo de Juntos por el Cambio en las elecciones de 2015 y el gran consejero de Mauricio Macri hasta que los CEO's, con Marcos Peña a la cabeza, le quitaron "política" al Gobierno. Y tras defender al Gobierno que él mismo ayudó a ganar (sin aceptar cargos, como el de ministro de Justicia, ni privilegios), fue alejándose del poder y de los medios para atender asuntos personales de los que jamás habló, pero no de la política. Porque él es ese tipo de hombre que encaja perfectamente en la definición de Santo Tomás de Aquino: un animal político.

El contenido de sus charlas por zoom llegaron a toda la dirigencia política, a los medios y al Gobierno. Saben el peso que Sanz tiene. Tiene capacidad de "rosca", de "armado" y, algo muy importante: está limpio.

Era imposible que un político de su talla no hiciera ruido y mucho. Cualquier cosa que hiciera tendría peso propio y fuerte. Tanto que ya se metió en la interna de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires. Ya se sabe que se opone firmemente al papel preponderante de las organizaciones sociales en la distribución de planes y subsidios. Y que esa oposición será uno de los ejes de la comunicación que desarrollará de cara a los comicios del año próximo. Que no quiere a los representantes de la Iglesia como el padre Pepe, ni soporta la política de Seguridad que encarna el ministro Sergio Berni. Y que no ve a Mauricio Macri como jefe de la oposición. Y que a Horacio Rodríguez Larreta lo ubica más como líder del PRO que de la alianza Juntos por el Cambio.

Ahora, Sanz quiere dar batalla en la provincia de Buenos Aires. Junto con la ex gobernadora María Eugenia Vidal están trabajando en el armado de la estructura para competir en las elecciones del próximo año. Quieren que la alianza PRO- UCR que los llevó a la victoria en 2015, se preserve y potencie (incluido el ex vice gobernador Daniel Salvador). Por eso, están tratando de sumar a Emilio Monzó, el otro gran cultor de la "rosca" política de Juntos por el Cambio, pero de extracción peronista.

Domennichini.jpg

Los primeros pataleos

El secretario de la UCR de la provincia de Buenos Aires, Pablo Domenichini, fue el primero en quejarse por la irrupción de Sanz en su territorio. Este dirigente, que está alineado con el senador radical porteño Martín Lousteau, se manifestó "sorprendido" por los dichos de Sanz. A las chalas de Zoom del Sanz, Domenichini le respondió por Twitter y tras descartar que María Eugenia Vidal quiera participar en los comicios del próximo año, concluyó: "Creemos que todo JxC debe entender que hay que construir algo más grande, distinto y que corrija lo que no funcionó en el pasado",

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados