Los principales referentes de la fuerza gobernante bajaron línea a su dirigencia de cara a la campaña. Explicaron lo que deben hacer y qué escenario vislumbran. Cauto optimismo

El primer Encuentro Nacional de Juntos por el Cambio reunió a dirigentes de los distintos partidos que componen la alianza de gobierno con una premisa, aunar criterios para la campaña en marcha, y dejó en claro que tanto Mauricio Macri, María Eugenia Vidal o el consultor Jaime Durán Barba anticipan un escenario de polarización extrema con el kirchnerismo materializado en el Frente de Todos al que ya no sindican como el pasado, sino como una "etapa que hizo mucho daño" al país, y que para contrarrestar ese otro polo opositor los candidatos y militantes deberán exponer los logros de la gestión en obras de infraestructura y tratar de convencer, vía chats o redes sociales, a los hoy "que dudan" del modelo dejando trascender que el principal objetivo es recuperar a los votantes desencantados por los desmanejos económicos.

Las charlas de pasillo y en las afueras del Salón Ombú de Parque Norte, con todo, dejaron trascender un moderado "optimismo" por algo de recuperación económica vía la estabilidad del dólar y las últimas medidas de aliento al consumo. Pero diferentes funcionarios consultados admitieron que "aún falta" lograr enderezar el barco de la economía y que probablemente esa recuperación no se llegue a percibir durante la etapa proselitista. Por eso, Macri al cierre del plenario convocó a los candidatos a contar lo realizado en infraestructura: pasar de un 20% a un 40% en el tratamiento de los efluentes cloacales, las 500 intervenciones de hábitat en ciudades del interior, "como en el centro de la villa Itatí" de Quilmes, o las mejoras en las notas en Lengua en las escuelas por las Pruebas Aprender, fueron algunas de las definiciones del jefe de Estado que instó a los militantes: "salgan" y muestren "convicción" para convencer a los que dudan del modelo de los ex Cambiemos.

Previamente la gobernadora Vidal sentenció que los comicios del 11 de agosto y del 27 de octubre serán "los más importantes desde 1983", porque a su entender definirán lo que ocurrirá en el país en las próximas décadas, y llamó a no volver atrás "hacia un modelo que hizo mucho daño". Su reciente embestida con el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kiciloff, había sido en el mismo tono. Una dirigente provincial de la Coalición Cívica blanqueó que hay preocupación en el búnker bonaerense por los números que muestran las encuestas: "hay que ser realistas", señaló acerca de los primeros sondeos y el mayor peso electoral que hoy muestra Cristina frente a Macri en la Provincia. "Igual tenemos que mostrar las obras y comunicarlo a todos, algo que parece simple y no lo es" como es empezar y terminar un proyecto.

ADEMÁS:

Larreta cruzó al kirchnerismo por la instalación de una carpa en el Obelisco

Alberto Fernández visitó a Juan Schiaretti en Córdoba

Otro funcionario consultado se esperanzó en que "la tendencia es mejor que la foto", al enunciar que la imagen del Ejecutivo viene subiendo con la confirmación de las candidaturas y la calma cambiaria ha quitado "incertidumbres". Machacó con la importancia que cada dirigente se aboque a comunicar los "segmentos" de la campaña, como por ejemplo los que se abocan a captar a los votantes "celestes" y "verdes" surgidos tras el debate parlamentario por el aborto legal. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, soltó que "estamos mejor pero aún falta" y que el martes próximo se sumará al acto para la inauguración del Metrobus San Martín que conectará con su similar que surca el partido que gobierna.

Marcos Peña disertó sobre estrategias de la campaña digital y anticipó un escenario de polarización: "hoy el 90% de la población usa Whatsapp": los chats de mensajería son la vedette de los videos de campaña del tipo "Antes y Ahora" sobre la realización y finalización de obras. "Necesitamos contenidos que alguien quiera compartir, que comuniquen novedad, un dato relevante. En el mundo digital, lo territorialidad es más abstracta. Identificar a 10 convencidos. Identificar a 10 indecisos. Todos produzcamos y distribuyamos contenido", aconsejó.

Por ese escenario de extrema polarización, Jaime Durán Barba expresó que "las PASO son prácticamente la primera vuelta. Y no es imposible que se resuelva en primera vuelta". Es decir, que una de las principales fuerzas alcance el 45%.

La presencia de Pichetto resultó significativa: de alguna manera prometió lealtad a Macri y a su gobierno. Sí llamaron la atención faltazos de peso: Elisa Carrió -"nunca viene a este tipo de encuentros: ni siquiera los de la Coalición Cívica. Salvo el de Cambiemos 2016", intentaron justificar en su entorno-, el gobernador jujeño Gerardo Morales, de gira por el exterior, y de la vicepresidenta Gabriela Michetti, sin candidatura visible y hoy opacada por la figura del senador peronista que pugna por reemplazarla en el cargo.

Los radicales no esquivaron las críticas. El gobernador mendocino Alfredo Cornejo dijo que "hubo errores" en la gestión del Ejecutivo, pero que se intentó sentar "las bases y no un relato vacío", y sus correligionarios de la Ciudad, enrolados bajo el paraguas de Martín Lousteau -también presente ayer-, dijeron que esperan avanzar en la Ciudad en un escenario de "toma de decisiones" previo. "Si no nos ponemos de acuerdo, nos vamos", se sinceró un legislador porteño que, al igual que una colega de la Coalición Cívica no se mostró "conmovido" por las enseñanzas de campaña digital y redes de la que hace gala el duranbarbismo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados