Luego de casi nueve horas de debate, el proyecto de ley obtuvo 43 votos positivos y 23 negativos. El debate pasará ahora a Diputados y queda pendiente tratar la reforma laboral.

El Senado votó anoche el paquete fiscal y el proyecto de reforma previsional, sobre el cual había incertidumbre respecto de su aprobación o rechazo. Las dudas se despejaron cuando la reforma previsional, el primero de los proyectos tratados, fue aprobado por 43 votos a favor, 23 en contra y 3 abstenciones.

La reforma previsional, que modifica el cálculo de la movilidad de los haberes jubilatorios, y el proyecto de responsabilidad fiscal, que impone pautas de gasto público y endeudamiento para Nación y Provincias, forman parte del Consenso Fiscal que firmaron el presidente Mauricio Macri, y los gobernadores y tiene su propia iniciativa a fin de que el Congreso ratifique el acuerdo.

Los tres proyectos fueron debatidos en conjunto, pero votados por separado, y el que cosechó más críticas durante el transcurso de la sesión fue el de reforma previsional, para el cual cuatro senadores hicieron una propuesta de cambios.

El chubutense Alfredo Luenzo, el bonaerense Jaime Linares, el pampeano Daniel Lovera y la misionera Sandra Giménez propusieron que el nuevo cálculo para el aumento de las jubilaciones se postergara hasta junio en lugar de comenzar en marzo, como indica el proyecto.

No obstante, Cambiemos logró la mayoría necesaria para lograr su aprobación con el respaldo del justicialismo que coordina Miguel Pichetto y que se referencia en los gobernadores, quienes respaldaron todo el paquete días atrás.

En la vereda opuesta se ubicó el sector kirchnerista del bloque PJ-FpV, algunos peronistas independientes como los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, el neuquino Guillermo Pereyra y el chubutense Alfredo Luenzo y la rionegrina Magdalena Odarda, de la CC-ARI.

Los principales argumentos a favor del paquete de proyectos destacaron como “histórico” el acuerdo entre Macri y los gobernadores, señalaron la necesidad de “recuperar el superávit fiscal” a través de un nuevo reparto de la recaudación y pautas para el gasto público y que el ingreso de los jubilados se preservará con la nueva fórmula.

En contra, se afirmó que el proyecto de reforma previsional le “baja el sueldo a los jubilados” y que el Pacto Fiscal “afecta el federalismo”, al tiempo que se cuestionó el beneficio que tendrá la provincia de Buenos Aires a partir de ese acuerdo, dado que recibirá 65 mil millones de pesos para 2019. .

La defensa inicial de los proyectos estuvo a cargo del oficialista Julio Cobos, quien resaltó la necesidad de que “la Nación y las provincias recuperen el superávit fiscal” y afirmó que uno de los objetivos es “terminar con la litigiosidad” entre las Provincias y la Nación por el reparto de la recaudación.

Respecto de la reforma previsional, señaló que “antes la fórmula era en función de los recursos que percibe Anses, pero acá se están tocando, porque se está afectando el Impuesto al Cheque y a las Ganancias”, razón por la cual se requiere modificar el cálculo para los aumentos de las jubilaciones, que serán trimestrales y tomará el índice de precios y el de la variación salarial.

LEA MÁS:

La senadora del PRO Laura Rodríguez Machado, a su turno, agregó que “la Ley de Reparación Histórica” para los jubilados “dispuso que se elabore un proyecto de ley integral” del sistema previsional y que, en la iniciativa del Gobierno, “se hacen tres modificaciones puntuales”, en referencia al cambio de fórmula, al ajuste trimestral en vez de semestral y a la opción para jubilarse a los 70 años.

Entre los senadores que se expresaron en contra, la más dura fue la chubutense Nancy González, del kirchnerismo, quien habló de “sobornos y aprietes a los gobernadores”, en referencia al pedido de la Casa Rosada para que las Provincias dejen de lado los juicios contra la Nación a cambio de una compensación en el nuevo esquema de reparto.

“Van a pasar a la historia por otra vez bajarle el sueldo a los jubilados”, disparó González en referencia al nuevo cálculo de movilidad que propone el proyecto, al tiempo que sostuvo que el cambio en la fórmula que propuso Pichetto y que fue aceptado por el oficialismo implica apenas “43 pesos de diferencia” con la propuesta original del gobierno.

La puntana Negre de Alonso cuestionó el Consenso Fiscal (que San Luis no firmó por considerarlo perjudicial para sus cuentas) y también la reforma previsional al preguntar “por qué les modifican la movilidad” a los jubilados “si no se los va a perjudicar, si no se van a financiar con su dinero”.

“Hay un dato objetivo: se va por un monto de dinero claro sobre las jubilaciones, que impacta sobre los mayores”, remató la senadora del peronismo de San Luis.

Por su parte, el neuquino Guillermo Pereyra, peronista independiente y ligado a la CGT, anticipó su voto a favor del paquete fiscal pero en contra de la reforma previsional porque se le dio dictamen rápidamente “sin ningún tipo de consenso” y eso “no es costumbre del Senado”.

La camporista Anabel Fernández Sagasti cuestionó las iniciativas al sostener que “uno de los ejes centrales del Pacto Fiscal es bajar los juicios que tienen las Provincias con la Nación para poder seguir endeudándose” y que “la fiesta la pagan, una vez más, los jubilados”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados