El líder de Camioneros se mostró molesto, en medio de una pugna interna entre los distintos grupos de dirigentes de la CGT por posicionarse como principal interlocutor del futuro presidente.

El secretario general del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, sostuvo ayer que su gremio no fue invitado a la reunión que la CGT mantendrá el próximo viernes con Alberto Fernández, en medio de la pugna interna entre los distintos grupos de dirigentes de la central obrera por posicionarse como principal interlocutor del futuro Presidente.

"No nos han invitado a la reunión del viernes con Alberto Fernández. Nosotros nos alejamos de la CGT porque no reclamaba" contra las medidas del actual gobierno, manifestó Moyano, quien de esta forma dio a entender que pretende acercarse otra vez a la central a raíz de la salida de Mauricio Macri y la llegada del nuevo mandatario.

No obstante, el camionero señaló que no recibió invitación al plenario que la conducción de la CGT y otros sectores que también se habían alejado de la central en los últimos años llevarán a cabo este viernes por la tarde en la sede de la calle Azopardo, y a la que asistirá Alberto Fernández.

En ese marco, Moyano observa con recelo la buena sintonía que existe entre el presidente electo y los dirigentes de los grupos de los "gordos" e "independientes", los históricos rivales del camionero dentro de la CGT, por lo cual sospecha que él podría no ocupar el rol de principal interlocutor del gremialismo en la gestión de Fernández.

Respecto de la situación económica del país de cara a la próxima gestión de Fernández, Moyano aseguró que los gremios deben evaluar la inflación y "reclamar para que no se afecte el poder adquisitivo del salario".

"Una economía funciona sobre la base del transporte. Es una actividad sumamente importante que no puede quedar aislada del acuerdo social (que pondría en marcha Fernández junto a gremios y empresarios). Los empresarios tendrán que ceder en los precios", aseguró el camionero en declaraciones a radio El Destape.

A su vez, Moyano pidió que la gestión de Fernández aliente el consumo masivo" y que incorpore "hombres del movimiento obrero’; mientras que señaló que no conoce bien al posible ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aunque le deseó "una buena gestión" si al final es designado en el cargo.

En el plenario del viernes, la conducción de la CGT comenzará a evaluar el clima interno para ir hacia una reunificación con sectores que se habían ido, como los gremios del MASA (Peones de Taxis y Unión Ferroviaria, entre otros), la UOM, Peones Rurales de la UATRE y Dragado y Balizamiento.

En ese marco, también seguirá de cerca los próximos movimientos de Moyano en torno a ese proceso de reunificación, es decir si manifiesta voluntad de sumarse o prefiere mantenerse al margen.

Si bien Fernández durante la campaña pidió la "unidad" del dividido sindicalismo para poder llevar adelante el "pacto social", lo cierto es que la interna dentro del movimiento obrero parece difícil de apaciguar a pesar de que casi todos los sectores coincidieron en manifestar su apoyo al candidato del Frente de Todos.

Al respecto, Pablo Micheli apuntó desde la CTA contra Héctor Daer por haber dicho que "nadie puede pensar hoy que dentro de un mes van a aumentar un 35% los salarios".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados