El exoperador judicial del gobierno de Macri, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, pidió "refugio político" en Uruguay porque lo citó a indagatoria la Justicia.

El 23 de marzo de 1976, un día antes del trágico golpe de estado que provocó 30.000 desapariciones y el desastre económico y social de la Argentina, el principal líder del sindicalismo nacional de entonces, Casildo Herrera, se fue a Uruguay en catamarán con la excusa de participar en una reunión sindical.

Poco después pidió refugio en la embajada de México en Montevideo, tras lo cual pudo escapar a Madrid, donde permaneció durante 7 años.

Antes de marcharse de la capital uruguaya, un periodista lo ubicó y le preguntó qué pasaba en la Argentina, Casildo Herreras respondió: "No sé. Yo me borré". Éste fue el título del diario creado por el recordado Héctor Ricardo García. Esa frase se popularizó hasta el hartazgo en la Argentina de los años 80 y parte de los 90. Jóvenes y no tan jóvenes, políticos y trabajadores, hombres y mujeres, la aplicaban a diario para evadir -de un modo gracioso- su responsabilidad en cualquier tema sobre el que se les consultara.

"Como Casildo Herrera, yo me borré", decían entre risas. Fue el fin de la carrera sindical y política de Casildo Herrera y motivo de desprestigio del sindicalismo argentino.

Pese a que el riesgo de perder la libertad o la vida era alta para cualquier peronista o dirigente político, sindical o estudiantil, era alto, Herreras quedó en la historia como un cobarde.

Pepín Rodríguez Simón se fue como Casildo, pero él dice que pidió "refugio político"

El domingo 15 de mayo pasado -46 años después de la "borrada" de Casildo Herrera-, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, uno de los abogados más influyentes de la Argentina y principal operador judicial del expresidente Mauricio Macri, comunicó por carta que estaba en Montevideo, donde había pedido "refugio político" debido a que había sido citado a prestar "declaración indagatoria" por la jueza federal María Servini, en una causa en la que está sospechado de haber presionado a los empresarios Cristóbal López y Fabián de Souza.

Por esa convocatoria, Pepín alegó que su libertad ambulatoria corría peligro debido a la persecución política de la que estaba siendo objeto por el gobierno del presidente Alberto Fernández.

"Pepín" se borró. Pero como es del PRO, el partido de los eufemismos, él dijo que buscó "refugio político".

TRANSFORMACION-PEPIN-HERRERA.jpg

En la Argentina existen muchos problemas institucionales, pero la Justicia funciona razonablemente bien.

Si el abogado Rodríguez Simón no lo cree puede preguntarle a Cristina Kirchner. Fue acusada y procesada en varias causas. Asistió a todas las indagatorias a las que fue citada y jamás fue puesta en prisión preventiva. La expresidenta no solo tenía la presunción de una persecución política en su contra por parte del Gobierno del que Pepín formó parte. Así lo denunció públicamente y aportó fundamentos para avalar su denuncia. Y no se fue. No pidió asilo político. Hizo frente a cada una de las citaciones.

También puede preguntarle al expresidente Mauricio Macri si confía o no en la Justicia argentina en la que tiene más de 100 causas, de las cuales tres son las que se encuentran en estado más avanzado, y, pese a ello, el hijo de Franco no pidió asilo político, ni se fue definitivamente del país -aunque se la pase viajando-.

PEPIN-PAYASO.jpg

"Pepin, Pepin,,,,,Puede ser algún payaso que contratamos para el cumple de Antonia"

"Cualquiera que esté cerca de Mauricio (Macri), sabe que no se juega por nadie", dijo una fuente al ser consultada sobre el temor de Rodríguez Simón y su salida del país.

"Si la jueza Servini lo cita a Mauricio y le pregunta por Pepín (Rodríguez Simón) lo más probable es que diga que no lo recuerda, que podría ser algún payaso contratado para algún cumpleaños de Antonia (la hija menor del expresidente)", concluyó entre risas el informante.

Y antes de irse, pidió que Pepín le pregunte a Angelo Calcaterra cómo el expresidente de Boca actúa con los amigos y socios en problemas.

Síntesis: Rodríguez Simón se cree perseguido político por ser citado por un juez

Si se leen y escuchan las declaraciones de Fabián Rodríguez Simón no puede creerse que haya sido uno de los abogados más influyentes de la Argentina. Vocabulario limitado, voz temblorosa, actitud temerosa. Todo eso por haber sido citado a declaración indagatoria por la jueza María Servini, una magistrada intachable, con décadas de trayectoria y que nunca formó parte del grupo de magistrados sospechados de "pertenecer" al kirchnerismo.

Claro está, "Pepín" sabe perfectamente que María Servini tampoco pertenece a la "mesa judicial macrista" porque es una las tantas personas honestas que administran justicia en la Argentina a pesar de las operaciones de abogados cercanos al poder de turno como él mismo fue entre 2015 y 2019.

Se borró y pidieron su captura internacional

Como se dijo, la jueza Servini es honesta y dura. Tras el anuncio público de su "exilio" en Uruguay, este miércoles declaró en rebeldía a Fabián Rodríguez Simón, alias "Pepín", y pidió su captura internacional. Desde ahora, el exasesor del gobierno macrista es un reo buscado por la Justicia.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados