Como era de esperar, los comercios ya remarcan los precios. En algunos casos aumentaron todo un 20%. Algunas alimenticias dejaron de entregar harina y aceite. Las alzas serán "de a poco, pero sin pausa"

A raíz de la fuerte devaluación del dólar en las últimas horas, los comercios empezaron a remarcar sus precios e incluso en algunos locales se observaron vidrieras con la leyenda "todo tiene un aumento del 20%", mientras algunas empresas alimenticias dejaron de entregar productos como harina y aceite, por lo que algunos analistas económicos apuntan que se va a dar un incremento "fuerte y directo", mientras otros hablan de que el alza será "de a poco pero sin pausa" y de "conductas anticipatorias" por parte de los empresarios.

En este último grupo se encuentra Fabio Rodríguez, de la consultora M&R Asociados, quien sostuvo en diálogo con DIARIO POPULAR que "muchos sectores empiezan a decir 'me quedo con la mercadería porque no sé a qué valor lo voy a reponer', lo que genera más nerviosismo", mientras que Damián Di Pace, titular de la consultora Focus Market, reveló a este medio que "no hay justificación para que ocurra un desabastecimiento" e Isaac Rudnik, director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), le dijo a este diario que es "una posibilidad transitoria, hasta que se conozca el techo de la devaluación".

Es que tras el incremento de 12 pesos en la moneda norteamericana, es decir un 25% tras el resultado de las PASO, muchas empresas pusieron los precios en revisión y alteraron la actividad comercial. Si bien los principales proveedores de supermercados aclararon que no modificarán importes de productos que ya enviaron, estiman una remarcación de entre 5% y 10% para los que tienen que entregar en los próximos días.

Los fabricantes de electrodomésticos, en tanto, frenaron las entregas y se tomarán dos o tres días para evaluar los nuevos precios, mientras los productores de harina y aceite están en el centro de todas las miradas. Incluso, tras casi dos días de operaciones suspendidas por "falta de precio", la automotriz General Motors incrementó 23% los precios de los modelos Chevrolet que entrega a su red de concesionarias como "consecuencia de la variación cambiaria", actitud que en las próximas horas seguirían las principales marcas.

A eso debe sumarse un posible incremento de los combustibles, ya que las petroleras aparecen como las más afectadas por los movimientos del dólar, lo que ocasionaría un traslado en la cadena de precios.

ADEMÁS:

Jorge Yoma citó a El Padrino para aconsejar a Mauricio Macri tras las PASO

Cuáles son las medidas económicas que prepara el Gobierno

Al analizar este contexto, el economista Damián Di Pace evaluó que "el pase a precio de la devaluación será directo en el caso de bienes durables como electrodomésticos y más lento en alimentos, donde se irá ajustando de a poco pero sin pausa". "En definitiva, lo que sucede en estos casos es que ni el industrial ni el supermercado quieren retrasar los ajustes en el listado de precios hasta no saber cuál es el precio del dólar, que tiene participación en los costos de elaboración, procesamiento y empaquetado", explicó el director de Focus Market.

Diferente fue la visión de Isaac Rudnik, de ISEPCI, quien expresó: "De acuerdo a la experiencia de las importantes devaluaciones de diciembre de 2015 y la primera parte de 2018, el traslado a precios en los alimentos siempre es muy fuerte, con un impacto directo sobre los productos de la canasta básica y aquellos que son importantes dentro de la canasta exportadora".

A la vez, consideró que "los comerciantes están muy afectados porque los porcentajes de aumento van cambiando hora a hora, producto de la inestabilidad que existe", mientras sentenció: "También incidirá el aumento de los combustibles, que es un componente importante por el costo de transporte".

Sobre este punto, Fabio Rodríguez, de M&R Asociados, expresó que el tema de las naftas "es transversal porque es una filtración a los costos de todos los sectores, es decir que empuja a comportamientos de segunda vuelta en las remarcaciones de otras cadenas".

A la vez, precisó que "el traslado de precios siempre es rápido, como lo vimos en los episodios devaluatorios del año pasado y en el rebrote de 2019" y advirtió que "lo repentino se da por la conducta precautoria que toman muchos sectores", por lo que le pidió a las autoridades "concentrarse en la gobernabilidad y tender un puente de acuerdo para estabilizar estas variables tan sensibles".

En cuanto a un eventual desabastecimiento, Rodríguez afirmó que debe evaluarse "sector por sector", aunque aclaró: "Es un comportamiento que los argentinos ya conocemos. Cuando hay una disparada del 25% del tipo de cambio en un día, muchos empiezan a decir 'me quedo con la mercadería porque no sé a qué valor lo voy a reponer'. Eso genera nerviosismo, mucho más con los alimentos, y provoca también un frenazo fuerte del nivel de actividad, sobre una perspectiva que ya no era buena".

En cambio, para Di Pace "no hay justificación para que haya desasbatecimiento, porque los listados de precios se están ajustando y la industria tiene alto stock en consumo masivo", aunque se mostró en la misma línea al expresar: "Sí me parece que las entregas a nuevo precio tendrán un fuerte impacto en la inflación en los próximos meses, en la actividad del canal mayorista y minorista y sobre todo en el bolsillo de los argentinos".

A su turno, Rudnik evaluó que "se puede generar una situación así, pero va a ser transitoria" y abundó: "El corte de las entregas se da porque están tratando de retener el producto hasta tener una idea de cuál va a ser el techo del proceso devaluatorio".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados