Ante la ratificación sobre el proyecto de legalización, en el Episcopado expresaron su sorpresa con la "insistencia" en el tema a una semana de la entrevista entre Alberto Fernández y el Papa

Mientras el gobierno nuevamente reiteró que en las próximas semanas impulsará el proyecto de legalización del aborto, en el Episcopado expresaron su sorpresa con la "insistencia" en el tema a una semana de la entrevista entre Alberto Fernández y el Papa Francisco y aclararon que la misa convocada para el 8 de marzo, en Luján, fue organizada con anterioridad al surgimiento de la controversia.

El primero que volvió sobre el tema fue el presidente el último miércoles en ocasión de su visita a Francia y desde su entorno anticiparon que podría anunciar el envío del texto durante la inauguración de la asamblea legislativa del 1º de marzo.

Bien temprano, en declaraciones radiales, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que "es necesario avanzar en la despenalización y después en la legalización" del aborto y admitió que si bien "hay voces diversas en Argentina" sobre el tema, "a veces hay que tomar decisiones, aunque algunos argentinos se puedan sentir ofendidos".

En este sentido, el funcionario abundó que "las creencias personales en este caso son muy importantes pero también, es cierto, que uno tiene que ver qué lugar ocupa en la administración pública y tiene que tomar decisiones relacionadas a la salud pública y ahí vemos que hay que avanzar en la despenalización y luego en la legalización".

Más taxativa fue la ministra de Mujeres e Igualdad, Eli Gómez Alcorta -que participó de la primera reunión interministerial de Políticas de Cuidado en el Palacio de Hacienda-, al explicar que "no pueden sorprender las declaraciones del presidente: sabemos de su voluntad política para que el Ejecutivo envíe un proyecto de legalización de la interrupción del embarazo".

ADEMÁS:

Trump recibió a Argüello y prometió colaborar en la renegociación con el FMI

El dólar blue, sin cambios, se ofreció en $78

Una fuente eclesiástica decía que "no es lo mismo la despenalización que la legalización" ya que esta última obligaría al estado a solventar el aborto, seguro y gratuito y, por ejemplo, dotar a los hospitales de recursos.

Gómez Alcorta, en este sentido, detalló que la propuesta del gobierno tendrá "una lectura en clave de salud pública y el mayor impacto en quienes no pueden acceder al aborto". Remarcó que la iniciativa está siendo trabajada en forma "interdisciplinaria" pero que no hay plazos para presentarla en el Parlamento.

Una fuente de Jefatura de Gabinete consultada dijo que "no es que nos vamos a teñir de verde con este proyecto porque lo vamos a enmarcar en la salud pública y va a estar acompañado por otro proyecto que garantice la alimentación a las madres que quieren tener los bebés". Se trata de un proyecto, similar al implementado por la provincia de San Juan hace meses, que busca garantizar el cuidado de los gestantes y las criaturas de hasta los mil días de vida. De alguna forma, el Ejecutivo buscaría "endulzar" la legalización del aborto con este segundo proyecto.

Con todo, la Iglesia ya manifestó su oposición al proyecto y durante la visita a El Vaticano protagonizó un contrapunto con la comitiva argentina que había negado que el tema formara parte de los diálogos allí registrados. Posteriormente la prensa vaticana lo confirmó al asegurar que el secretario de estado, Pietro Parolin, defendió la "vida desde la concepción" frente al jefe de estado.

Voceros del Episcopado argentino expresaron su sorpresa frente a la "insistencia" del Ejecutivo frente a la legalización de aborto a tan pocos días de la cumbre en la Biblioteca Vaticana.

Recordaron que los obispos defienden el documento que le presentaron a Fernández el 18 de diciembre pasado, en el que le expresaron su "desazón y preocupación" por el protocolo de aborto legal oficializado por esas horas. "No se hace diferencia con la ILE. En toda circunstancia la Iglesia va a tener con el aborto un no rotundo. Por supuesto que cualquier acción que se haga en favor de mujeres vulnerables se acompaña. Pero el aborto la Iglesia dijo, dice y dirá siempre lo mismo", explicó una fuente consultada.

Cerca de monseñor Oscar Ojea, titular de la CEA, argumentaron que "la misa del 8 de diciembre es una acción pastoral de la Iglesia para expresar junto a los fieles la defensa de la vida. No se convocó por los dichos del presidente en París y se anunció horas antes de eso".

Se trata de la misa convocada por el próximo 8 de marzo, en ocasión del Día Internacional de la Mujer, en la Basílica de Luján bajo el lema "Si a las mujeres. Si a la vida".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados