Varias personas aseguran que el exfuncionario de María Eugenia Vidal montó una empresa trucha con la que alquilaba autos a particulares, no les pagaba y, además, los ponía a la venta.

Gabriel Kunz, actual concejal de Berazategui y exdirector provincial de Deportes durante la gestión de María Eugenia Vidal, fue denunciado por robo y estafa a través de una empresa de logística trucha, mediante la cual alquilaba autos, camionetas y utilitarios a particulares con un contrato mensual en el que se comprometía a pagar entre 60 y 80 mil pesos mensuales para ponerlos a trabajar, pero no sólo no cumplía con ese acuerdo sino que, además, ponía a la venta los vehículos, cobraba el dinero por las transacciones y nunca se los entregaba a los compradores.

Kunz, quien tiene mandato hasta 2021, accedió a su banca luego de encabezar la lista de Cambiemos en las legislativas de 2017, cuando todavía era funcionario bonaerense. Actualmente, se separó del bloque macrista en el Concejo Deliberante y quedó solo en un espacio que bautizó "Juntos por Berazategui".

El escándalo salió a la luz en los últimos días luego de que varios denunciantes se pusieran en contacto entre sí por las redes sociales e hicieran una denuncia penal contra el funcionario, acusado de montar una empresa de logística denominada Ponce de León, con sede en Avellaneda, por intermedio de la cual se quedó con siete vehículos y 450 mil pesos.

Ana Amaya, una de las damnificadas, relató: "Estoy desesperada, no puedo creer que Gabriel Alejandro Kunz, que es funcionario, me haya estafado. Yo me contacté con la empresa, tuve una entrevista personal con él y su secretaria, y firmamos el contrato. El me dijo que tenía conexiones con Andreani y otras empresas y que iba a conseguir trabajo, lo cual me venía muy bien porque yo tenía los vehículos parados sin trabajar. Así, me robó cuatro vehículos, una (Renault) Master, una (Fiat) Fiorino, una (Peugeot) Jumper y un (Chevrolet) Corsa".

Luego, la mujer aseguró que "cuando llegó el mes de pago, nunca pagó". "Vine a ver qué pasaba a la logística y ya no existía más. Me quedé conversando un rato con los vecinos y, de repente, apareció Kunz. Yo había ido con mi marido en una camioneta igual a una de las que me había robado, él se confundió, se acercó y preguntó: ‘¿Ya está esta? ‘. Fue ahí que mi marido se bajó y lo increpó".

Al verse comprometido, Kunz los invitó a conversar en su departamento, ubicado a pocos metros de ahí. Según contó la denunciante, antes de ingresar les pidió que dejaran sus celulares afuera para no grabarlo, pero la hermana de Amaya -que también había sido estafada al entregar un auto y la había acompañado hasta Avellaneda- pudo grabar con su celular una parte de la charla, en la que el funcionario intentó engañarlos al decir que era Policía y que formaba parte de una investigación para desbaratar una banda. Luego, dijo que su hermano era agente policial y que él había sido estafado y, finalmente, confesó que era funcionario público y mostró una credencial.

Todas las pruebas constan en la presentación judicial contra Kunz, de quien, hasta ayer, se desconocía su paradero.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados