Un grupo de 24 detenidos amenazó con prender fuego los colchones en el calabozo y se negaron a pasar la noche en esas condiciones de encierro, por lo que las autoridades dispusieron el traslado de 10 de ellos a otras dependencias.

Un grupo de 24 presos protagonizó un ruidoso motín en la Comisaría 2da. de Bernal para denunciar las condiciones de hacinamiento que padecían dentro los calabozos, motivo por el cual amenazaron con prender fuego los colchones y, de esa manera, forzaron a las autoridades a realizar el traslado de 10 de ellos a distintas dependencias del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La protesta comenzó alrededor de las 20 del jueves, cuando los internos debían abandonar una zona común para ingresar a las celdas internas, una situación normal que se repite cada día. Sin embargo, en ese momento ofrecieron resistencia y dejaron en claro que no estaban dispuestos a pasar la noche en esas condiciones de encierro.

Frente a la posición intransigente, y ante la posibilidad del incendio de los colchones, las autoridades de la dependencia convocaron a una unidad de Bomberos Voluntarios de Bernal y la colaboración de un escuadrón del Grupo Halcón.

Según indicaron familiares de los presos, que se reunieron en las afueras de la seccional, “ya no aguantaban más las condiciones de hacinamiento que había en el lugar”. Asimismo, indicaron que los 24 internos “estaban alojados en un lugar contemplado para la permanencia de sólo seis personas”.

Finalmente, se hizo presente en la Comisaría, ubicada en 25 de Mayo 87, el fiscal de Quilmes Ariel Rivas, quien intentó, a través del diálogo, que los detenidos depusieran su actitud. Fue así que se negoció el traslado de un grupo a otras dependencias.

Durante las primeras horas de ayer, la Policía trasladó a diez detenidos y los otros 14 aceptaron quedarse en el lugar, normalizándose la situación. El abogado de uno de los detenidos, explicó que “se acordó con el fiscal y las autoridades el traslado a distintas comisarías que eligieron los propios internos”. “Fue un reclamo por las condiciones de superpoblación en los calabozos; no estaban cómodos, muy encimados”, agregó el letrado.

Por su parte, el Jefe Distrital de Policía en Quilmes, Francisco Centurión negó rotundamente que se haya producido un incendio en la zona de calabozos. “Se convocó a bomberos por una cuestión de prevención, no quemaron ningún colchón”, aclaró.

Asimismo, se refirió al problema de la superpoblación de presos. “En las comisarías de Quilmes hay un trabajo enorme, debido a que el movimiento de detenidos es constante. Es la Justicia la encargada de autorizar los traslados a dependencias del SPB. Hoy en día se trabaja con más agilidad. Si hay una situación de colapso, escapa a nuestro entendimiento y debe ser analizado desde otras esferas”, remarcó Centurión.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados