Los malos hábitos y los cambios constantes en la dieta pueden provocar rechazo y desinterés de los cachorros por el alimento concentrado. Los consejos de una especialista para lograr una solución sin llegar a situaciones límite y se mantengan saludables.

Muchos veterinarios proponen que la mejor forma de alimentación para los cachorros es el alimento concentrado porque reúne todas las características y nutrientes necesarios para que el animal pueda crecer y desarrollarse de manera fuerte y completa. Martina Albornoz, cuidadora y especialista en adiestramiento de perros, opina que “los malos hábitos y los cambios constantes en la dieta pueden provocar rechazo y desinterés. La buena noticia es que hay consejos y algunas decisiones que pueden tomarse para evitar llegar a situaciones límites”.

Indagar e informarse son las primeras acciones que el amo debe tener para entender a su mascota: “Es muy importante descubrir por qué el animal no quiere comer esa comida en particular. Muchas veces pasa que el animal está enfermo y el dueño no lo nota por lo que atribuye ese comportamiento a una rabieta del animal. En segunda instancia, el animal podría ser bastante quisquilloso con la comida porque está acostumbrado a consumir alimento para humanos que le dan en la familia por lo que tienen a resistirse aún más al cambio. Para determinar en qué escenario se encuentra es imprescindible que se lo lleve a un veterinario”.

Brindar el alimento adecuado y ser metódico es la clave del éxito: “Una vez que se conoce la razón de por qué el animal no quiere comer, se debe seleccionar el producto adecuado que se amolde a su raza, edad y sexo. Como el cambio es tan grande, no se debe abandonar fácilmente porque sino es un retroceso en el acostumbramiento del cachorro ya que siempre lo que consumimos los humanos será más atractivo para él”.

Humedecer las croquetas puede ser una buena herramienta para incentivar al animal: “Si bien hay muchos especialistas que sostienen que lo mejor es tener una dieta seca, la realidad es que tener comida húmeda hace que sea más apetecible para el animal. Se puede utilizar un poco de agua caliente o un yogur sin colorantes ni aditivos que hace que se potencie el olor de la croqueta y se incentive un poco más a que el cachorro la ingiera”.

Sin importar si el animal se encuentra saludable o no, que sea muy quisquilloso con la comida hace que se le puedan generar muchos problemas de salud.

Te puede interesar:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados