Conocido popularmente en España como Tablas Reales, es un juego de mesa para dos jugadores que une el azar con profundos conocimientos estratégicos; El objetivo es conseguir sacar fichas del tablero antes que el jugador rival, lo que corona al triunfador como estratega

Es uno de los juegos más antiguos de los que se tiene constancia. Su origen llevó a algunas discusiones y se cree que el antecesor de las Tablas Reales pudo ser el Juego Real de Ur, de hace unos 5 mil años. Podría haber nacido en Irak o Irán. Otros atribuyen el origen de las tablas reales a un juego de mesa del Antiguo Egipto conocido como Senet. La cuestión es que en 1743 Edmond Hoyle publicó un breve tratado en el que se codificaron por primera vez las reglas de las Tablas Reales o Backgammon tal y como las conocemos hoy en día.

El objetivo es liberar las fichas propias del tablero antes que el rival. Se juega con cuatro dados comunes (dos para cada jugador) y uno para duplicar. Este último es un dado grande cuyas caras tienen los números 2, 4, 8, 16, 32 y 64. Cada jugador tiene 12 picos en su lado del tablero. Se sientan frente a frente y ¡a jugar! Cada uno comienza con 15 fichas: 5 fichas en su pico 6, 3 en su pico 8, 5 en el pico 12 de su oponente y 2 en el pico 1 de este último. Los jugadores mueven sus fichas en direcciones opuestas y contrarias a las agujas del reloj, de modo que los recorridos de uno y otro, se cruzan.

En el primer lanzamiento, cada uno solo tira un dado. El que obtenga el valor más alto, comenzará, moviendo sus fichas con el valor de los dos dados lanzados (uno de cada jugador). A partir de ahí alternan el turno entre uno y otro para los movimientos sucesivos. Cada jugador debe lanzar sus dos dados y mover sus fichas tantas casillas como indiquen los mismos. Puede mover dos piezas (una pieza por lo que indica cada dado) o una sola pieza en dos movimientos consecutivos. Un movimiento es válido siempre que termine en una casilla vacía, en una casilla con otras fichas propias o en una casilla con única ficha del adversario. En este último caso la pieza del adversario es capturada y se coloca sobre la barra. Nunca puede moverse una pieza a una casilla ocupada por dos o más piezas del adversario.

Cuando un jugador en el momento de lanzar consigue dos dados del mismo valor, debe duplicar el movimiento. Si uno tiene alguna pieza capturada solo podrá realizar en su turno el movimiento correspondiente metiendo en el tablero las piezas capturadas, y no podrá realizar un movimiento con otras piezas hasta tener todas las piezas en juego. Una ficha capturada entra en juego contando su primer movimiento desde la primera casilla de las 24 de su recorrido total. En caso de disponer de una sola, se moverá según el dado de mayor valor de los dos lanzados. También puede darse el caso de que el jugador pierda el turno por no poder realizar ningún movimiento.

La partida terminará cuando uno de los jugadores consigue sacar del tablero todas sus piezas. Para poder empezar a realizar movimientos que permitan ir sacando piezas, un jugador debe previamente haber colocado todas ellas en las casillas del último cuadrante de su recorrido. Las piezas deben salir del tablero utilizando el número exacto necesitado para ello. Solo podrá utilizarse un número más alto del preciso para sacar una pieza cuando no quede ninguna otra en ninguna de las casillas anteriores.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados