viernes 25.07.2014 - Actualizado hace
Historias de vida
06 | 01 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

Para Bory, la solidaridad se concreta por arte de magia

Edición Impresa
0
Comentarios
Por Edición Impresa


Un ex peluquero decidió ser ilusionista y creó una red de magos cuyo mandato es brindar todos los días de Reyes espectáculos gratuitos para chicos internados.

Para Bory, la solidaridad se concreta por arte de magia
Foto:

José Luis Bory es un mago que hoy, como otros colegas miembros de la red que impulsó hace 13 años, cumplirá con el mandato fundacional de la entidad y llevará su magia solidaria a un hospital en procura que los chicos allí internados disfruten, en el Día de Reyes, de un momento diferente.

Aunque la propuesta de la Red Maso -apócope de Magos Solidarios- no llegue a concretarse porque las autoridades hospitalarias lo impidan o porque el cuadro clínico de los pequeños desaconseje las visitas, Bory -cuyo alter ego es el mago Baiuka- sabe que los pases de magia ante las camas generan el milagro de la sonrisa.

Eso ocurrió el 1º de diciembre de 1999 cuando una idea de Bory encaminada a asociar magos con fines solidarios tomó cuerpo en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde Baiuka y sus pares Beto Yelpo, Eduardo Mufarregue, Leonardo Ryan, Gustavo Ilusim y Dani Magic animaron el primer espectáculo de la Red Maso.

"Nosotros vamos a los lugares donde no va nadie" aclaró a HISTORIAS DE VIDA, al precisar la misión de la entidad que preside es estar presente con el arte de la magia en hospitales, comedores, escuelas especiales y comunidades de pueblos originarios.

"También hemos apadrinado escuelas como la 836, en Santiago del Estero, donde construimos -apuntó- dos aulas para los 43 alumnos del inhóspito paraje El Saladillo".

La escuela lleva el nombre de 'Héctor González Mago Raspúk', en memoria de un miembro de la red que murió en un accidente automovilístico luego de participar de un espectáculo solidario destinado a juntar fondos para ese establecimiento.

Tijera mágica

Aunque es difícil abstraer a José Luis de las acciones de la red cuya página web es http://www.redmaso.org.ar/, su historia personal tiene, paradójicamente, una magia especial: hace 20 años tenía una peluquería en Palermo donde un día quedó subyugado por un truco con un pañuelo de un cliente devenido por entonces en un ilusionista en formación.

"La mejor decisión de mi vida fue dejar la peluquería y volcarme a la magia" afirmó Bory, de 52 años, divorciado y padre de dos hijos de 24 y 21 años.

Aquel truco le cambió el panorama al tal punto que alquiló el local para entrar de lleno en un terreno donde conoció "la bendición del mago", es decir la posibilidad de "ir con una valijita, hacer un unipersonal que pueden ser cuatro o cinco en el fin de semana y cobrar en el acto'.

"La magia tiene sus encantos porque con ella creás momentos distintos y eso se disfruta", argumentó, por más que tenga que lidiar con los que llama los "chicos electrónicos" que son los que "perdieron su capacidad de asombro ante tantos estímulos que tienen por delante". Por eso Baiuka abjura de presentarse ante adolescentes que "te boludean mal" o hasta ponen en duda la virilidad del mago que tienen ante sí con sugerencias escabrosas.

Pero igual batalla para que el asombro se mantenga vivo y que así los ojos de los chicos y de quienes ya dejaron de serlo, se iluminen ante cada sorprendente pase que, por arte de magia, le saca brillo a la ilusión latente, siempre intacta, de unos y otros.

Tags

Comentarios Facebook