viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 19° H 59.7%
16 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Solicitan un urgente plan de asfaltos para El Rocío

0
Comentarios


Lobos, Mercedes y Concordia son de tierra; la falta de desagües provoca la acumulación de agua, y complica la llegada de los alumnos a cuatro escuelas de la zona cuando hay fuertes lluvias.

Solicitan un urgente plan de asfaltos para El Rocío
Foto:

Vecinos de Florencio Varela exigieron a la Municipalidad la realización de obras de pavimentación en el barrio El Rocío, donde se encuentran instaladas cuatro escuelas ya que, a raíz del mal estado de las arterias, en los días de lluvia, los chicos no van a clases.

Las calles que tienen estos problemas son Lobos, Mercedes y Concordia, donde los frentistas sufren las consecuencias del barrial.

En diálogo con El Quilmeño, Nancy Cristoff, comentó que el barrio El Rocío "está prácticamente abandonado por las autoridades locales".

"La verdad -siguió- es doloroso ver las cuadras que todavía están sin pavimentar, ver que son de tierra, que se transforma en barro, es muestra aclara que acá no se avanza".
Asimismo, puntualizó que en el barrio hay cuatro establecimientos escolares, cuyos accesos son intransitables.

Se trata de las Escuelas Primarias 26 y 66, la Media 2 y la Secundaria 314, que están rodeadas de calles de tierra.

Para que los chicos puedan asistir a clases, "es necesario que la Municipalidad realice un plan de obras de pavimentación urgentemente porque la verdad es que lo necesitamos",
Sin embargo, esto está lejos de suceder, y cuando hay abundante lluvias los padres no mandan a sus hijos a clases.

"Los vecinos se ven obligados a tomar esta medida, aunque sea polémica, ya que los alumnos se llenan de barro, que les supera los tobillos", agregó.

En este sentido, señaló que, además del barro, "está el agua que se acumula porque la zona no tiene desagües, es más, las inundaciones no sólo queden en la vereda, sino que llegan al interior de los establecimientos escolares".

Asimismo, Nancy comentó que el problema también perjudica a los vecinos que tienen autos porque "se les queda en la entrada de la casa cuando los quieren ingresar al garaje".

Posteriormente, transmitió que, a la hora de alguna emergencia, "las ambulancias no entran a la calle Lobos y Mercedes, donde yo vivo, porque también tienen miedo de quedar atrapados".

"Para solucionar esta circunstancia, los choferes deciden estacionar en la avenida Luján, a una cuadra de acá, y esperan al doctor que vea qué es lo que sucede", cerró.

Tags

Comentarios Facebook