viernes 30.09.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
25 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Entre amenazas, paros y reacomodos, la gestión de Vidal parece encontrar la calma

0
Comentarios


La gobernación de la provincia de Buenos Aries amaneció con novedades, de las buenas y de las otras.

Entre amenazas, paros y reacomodos, la gestión de Vidal parece encontrar la calma
Foto:

La semana en la gobernación de la provincia de Buenos Aries amaneció con novedades, de las buenas y de las otras.

Una brisa de aire fresco y nuevas expectativas produjo obviamente la incorporación de Joaquín De la Torre en el gabinete bonaerense; las amenazas y las huelgas, con el paro nacional docente incluido, que en la provincia pegó fuerte, terminaron equilibrando la balanza.

La redefinición que comienza a desarrollarse por el tema tarifas disipa nubarrones que estuvieron en el horizonte bonaerense durante todo este tiempo, aunque no del todo.

Así, mientras el gobierno bonaerense espera las respuestas duras que el gobierno nacional tiene que proporcionar, básicamente en materia económica, en la gestión de María Eugenia Vidal se empieza a escalonar una ofensiva con pretensiones de ir cubriendo algunos huecos que se habían producido y eran aprovechados por la oposición, sin distinción de pelaje.

Tras la asunción de De la Torre en el Ministerio de la Producción, el último ministro en ingresar al gabinete, Gustavo Ferrari, tomó la delantera con la presentación de un Plan Estratégico de mediano plazo para el Servicio Penitenciario Bonaerense, área que está bajo su tutela a través de la Subsecretaría de Política Penitenciaria, que conduce Juan Baric.

"La mejor forma de conseguir inversiones, es que aquellos que están produciendo en nuestra provincia, hablen bien de nosotros", detalló De la Torre en la misma tarima donde juró como funcionario provincial. y adelantó: "Para lograr eso hay que hacer algunas modificaciones de algunas leyes que para el 15 o 20 de septiembre estaremos mandando a la Legislatura".

También se esperan en ese ámbito, para esa fecha, definiciones presupuestarias formales para el 2017.

No vamos a abundar en las sospechas sobre corrupción que circulan en torno al servicio penitenciario y, por otro lado, cuales son las modificaciones que tiene en mente De la Torre, no hay que olvidar que Producción seguirá teniendo bajo su órbita los puertos bonaerenses.

Hasta no hace mucho tiempo había funcionarios del gobierno bonaerense que percibían que los puertos provinciales tenían "problemas de corrupción, de narcotráfico y de trata" que no los hacían competitivos.

E incluso agregaban que "mucha competitividad" que se puede ganar "tranqueras adentro de un establecimiento rural, o puertas adentro de una fábrica, lamentablemente se pierde en las rutas y se termina de perder en los puertos".

Y en este contexto cobraron altura pública las amenazas y actos intimidatorios que persisten sobre los principales funcionarios provinciales y en particular sobre la gobernadora María Eugenia Vidal. Nada nuevo bajo el sol, al parecer.

El propio ex gobernador Felipe Solá consideró que "tuve muchísimas amenazas, pequeñas y no tanto, decidí ignorarlas; informaba a la guardia pero no alteraba mi agenda", indicó el actual diputado nacional. El objetivo de la amenaza, explicó, es "que se haga pública para crear un clima de conmoción".

Pero en el gobierno algunos funcionarios entienden que la publicidad de las amenazas sirve para azuzar a otros poderes del Estado a actuar, a salir de la pasividad en la que están, según entienden, con una inocultable mirada hacia la Procuración General de la Suprema Corte, donde aún se encuentra María del Carmen Falbo, más allá del amague de jubilación.


LEA MÁS:

      Embed


Pata peronista

Un capítulo aparte merece la dimensión política que cobró el ingreso formal de Joaquín De la Torre al Gabinete de Vidal. E incluso antes de ingresar, De la Torre tomó por la General Paz hacia el sur, donde se reunió con la "cofradía peronista en Cambiemos".

Allí se encontró, entre otros, con Carlos Brown y Federico Scarabino, quienes ocuparon ese ministerio en otras épocas. De hecho Brown fue "ministro fundador" de la cartera que hoy ocupa el intendente de San Miguel en uso de licencia.

Además estuvieron el subsecretario de Fortalecimiento Familiar, Gabriel Mercuri; los senadores Eduardo Schiavo y Lorena Petrovich; la diputada María Elena Torresi y la directora del Banco de la Provincia Martha Helguero.

Sucede que los peronistas en Cambiemos -que son muchos y que tienen mucho para crecer, según entienden, en el Conurbano y en particular en el sur- imaginan la puesta en funciones de una "mesa chica" más temprano que tarde en la provincia de Buenos Aries, ya pensando en las elecciones de 2017.

Entienden que en esa mesa tendrá su lugar el PRO como partido, al igual que la UCR y CC, y hasta incluso puede llegar tener un lugar el partido FE de Gerónimo Venegas, pero ellos, los peronistas sueltos que vienen participando activamente, no están tan seguros de tenerlo y creen que De la Torre, por participar del Gabinete, podría llegar a ser el indicado.

No obstante, el actual ministro de la Producción en principio no se calzó el saco. "Hay un montón de compañeros que ya forman parte de este gabinete", dijo, en referencia a los funcionarios con pasado peronista, pero aclaró que "María Eugenia Vidal me sumó porque soy un ex intendente, esa me parece que es una de las miradas que hay que remarcar, sobre la que hay que poner eje", más que en su condición de peronista.

Respecto de la posibilidad de sumar intendentes, tanto del FR como del FpV, De la Torre fue categórico: "Nosotros vivimos en otra época; eso de ir a buscar intendentes y, así como los buscamos, vimos cómo los perdimos, no fue un buen camino. Está claro que repetirlo no es correcto".

Responsabilidad

Tal vez sin aquella ambición de sumar -pero nunca se sabe-, el que sigue tomando contacto con intendentes es el secretario general del Gobierno, Fabián Perechodnik, siempre poniendo la gestión en el medio. Esta vez se llegó hasta Almirante Brown, donde junto al intendente Mariano Cascallares presentaron el Consejo Local de Responsabilidad Social de ese municipio, que tendrá como objetivo articular acciones entre el sector público y privado, y generar políticas que mejoren la calidad de vida de la comunidad.

"'Sabemos que resolver los problemas de la Provincia no va a ser posible sin la colaboración de todos los sectores; creemos en el trabajo en equipo, en sumar visiones distintas y en que el cambio que queremos lo hacemos juntos", destacó el funcionario provincial, quien estuvo acompañado por la directora provincial de Sustentabilidad y Responsabilidad Social, Susana Finger.

Perechodnik remarcó que "como dice la gobernadora Vidal, es necesario que cada cual haga su parte. Todos tenemos una cuota de responsabilidad: es un trabajo en equipo donde no hay distinción política, solo vocación de servicio para dar respuestas a nuestros vecinos".

En esa línea, Cascallares señaló que "hay empresarios, comerciantes y vecinos que tienen la vocación de ayudar y promover condiciones sociales para el progreso de la comunidad, son importantes los aportes desde el sector privado pero también es fundamental el acompañamiento, esa intermediación virtuosa del municipio y la provincia, esa es la responsabilidad social empresaria. La comunidad se hace en procesos y a esos procesos lo tenemos que hacer entre todos", concluyó el intendente.

El "contraacto"

Pero la asunción de De la Torre tuvo respuesta también desde el peronismo. En el propio San Miguel se juntó un variado grupo de dirigentes del FpV-PJ para desplegar un acto y debatir sobre la "actualidad de la Provincia" con el objetivo de "marcar una agenda con los temas y reclamos que a la gente le interesan".

Del encuentro participaron los intendentes Verónica Magario, Gustavo Menéndez, Leonardo Nardini, Juan Zabaleta, Juan Pablo De Jesús, Francisco Echarren, Ricardo Curuchet, Germán Lago, Ricardo Casi, Santiago Maggiotti; dirigentes como Julián Domínguez, Ricardo Bozzani, Ariel Notta, Gustavo Aguilera, José Molina, Gastón Arias, Mario Cafiero, Santiago Cafiero, Antonio Delfino, Juan Pablo Anghileri, Jorge Fernández y Carlos Caló, entre otros.

Son los denominados "sin tierra", más algunos intendentes solidarios. Allí, el anfitrión fue, como no podía ser de otra manera, Franco Laporta, el último candidato a intendente del FpV en el distrito.

"El peronismo está unido para ponerse del lado de la gente como es su vocación", rubricaron en un documento para la posteridad.


      Embed



Comentarios Facebook