domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
24 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Con muchos frentes abiertos, a Vidal le costará cerrar el año

0
Comentarios


Es época de exámenes porque el año se termina y trajo consigo una serie de cuestiones que se vinieron arrastrando durante todo el año

Con muchos frentes abiertos, a Vidal le costará cerrar el año
Foto:

En estos últimos días, la dirigencia política de la provincia de Buenos Aries, en lugar de converger parece dispersarse. Justo cuando es época de exámenes para el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Es época de exámenes porque el año se termina y trajo consigo una serie de cuestiones que se vinieron arrastrando durante todo el año. Por un lado está el lógico tratamiento en la Legislatura de proyectos de ley de importancia, como el Presupuesto, con las autorizaciones correspondiente para solicitar endeudamiento, y ley Impositiva. Cómo se piensa gastar el dinero público y cómo recaudarlo.

Pero allí también se tiene que dar el acuerdo de la dirigencia política provincial para poder avanzar en lo que está en boca de todos ellos, que son las políticas públicas de Estado. Un Estado bonaerense que está en proceso de conformación, a partir del cambio que significó la llegada de los nuevos inquilinos.

Ese Estado, hoy por hoy, está sin cabeza del Ministerio Público; defensores y fiscales deambulan por allí, el proceso de acuerdo parece verde, estaría listo si todo va bien sobre la Nochebuena. Si todo va bien.

El Tribunal de Cuentas, el órgano máximo de control que tiene el Estado, tiene una vacante, posiblemente, que también necesita de acuerdos; está como recordó la gobernadora Vidal ayer revisando facturas del año 2014 del Sistema Alimentario Escolar.

La Suprema Corte de Justicia también está en proceso de cambio y con vacantes expuestas, una seguro. La policía, ese ejército de varias divisiones, está en emergencia sin solución de continuidad; el Senado arrancará con el trámite hoy para prorrogar esa situación por un año más, lo mismo para el Servicio Penitenciario Bonaerense, con una ambiciosa transformación en curso tanto para los efectivos como para los internos.

Además, más de 60 acuerdos de funcionarios judiciales esperan en bambalinas. La Suprema Corte reclamó unos 300 funcionarios meses atrás; desde que asumió Vidal se pudo avanzar solo con 30 nombramientos.

Además, la suspensión preventiva del juez César Melazo puso nuevamente en el tapete el Sistema Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la provincia, una de las causas que motivo la suspensión data de 2002. Este proceso particular se movió a partir de un reclamo público y formal de dos legisladores a principio de año: ¿qué fue magia?

La observación perspicaz que realizó el discípulo de Zygmunt Bauman, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y referente territorial provincial, Emilio Monzó, respecto a que "la política empieza a ser líquida" para los bonaerenses de Cambiemos en gestión lo catapultó a la presidencia honoraria de "Carta Abierta Amarilla". Un lugar que imaginan de reflexión que no incida directamente en la gestión, porque no ayuda definitivamente.

Pero como la liquidez de la política es transversal, luego de varias reuniones el peronismo territorial no logra expresar cabalmente posiciones orgánicas de Estado. Reclama la Defensoría del Pueblo, que el endeudamiento se reduzca a la mitad y que los intendentes cuenten con fondos para obras en tiempo y forma. Una mirada corta, para las elecciones del año que viene.

El massismo juega un rol espectacular y cambiante en este contexto, atento a necesidades políticas instantáneas, de propuestas y criticas líquidas.

Pero además está la eterna negociación salarial en la provincia de Buenos Aires, con sectores que piden reapertura de paritaria, como son los docentes, y aquellos otros que pretenden termina de cerrar el tercer tramo de la negociación colectiva. El número límite parece imponerse: 34,6.

Aunque, todo está abierto, en equilibrio inestable.

A los golpes

El Concejo Deliberante de Pilar viene cosechando algunos escándalos en el último tiempo. Hace pocas semanas, el polémico reemplazo del Presidente del Concejo Deliberante, que hasta pasó por la Corte Suprema de Justicia. Y ahora, el último mal trago, piñas e insultos en el honorable deliberativo.

¿Por qué se armó lío? Por la venta de pirotecnia. Durante la semana pasada, el edil oficialista Gustavo González presentó un proyecto de ordenanza para prohibir la venta de fuegos artificiales.

Acto seguido, González, junto con el flamante titular del Concejo, Gustavo Trindade, se acercaron a la empresa Júpiter (una de las más importantes del rubro) para informarle al dueño sobre la iniciativa y analizar la posibilidad de una salida favorable.

Enterados de la situación, comerciantes del sector se hicieron presentes en pleno edificio público para encontrar explicaciones sobre la amenaza que pesa sobre su trabajo. Allí se encontraron con el concejal González, de la discusión pasaron a los gritos, y de los gritos a los golpes.

De esta forma, gracias a Trindade y ediles amarillos, el macrista Ducoté volvió a quedar relacionado a fallidos manejos políticos.

En gobernación están tomando nota de los acontecimientos, no solamente de este distrito sino de todos aquellos donde gestiona Cambiemos y alistan "comisariatos" para hacer unas suerte de intervención donde estimen oportuno.


LEA MÁS:

      Embed

Cruzados

Presidente del Concejo Deliberante de Escobar, Jorge "Acero" Cali, quedó en el foco de los cuestionamientos tras ser denunciado por encontrarse detrás de una serie de obras que estarían contaminando al Río Luján.

Al mismo tiempo, ese Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que prohíbe construir barrios privados o countries sobre los mismo humedales de la cuenca del río Luján.

Las denuncias contra el popular, ahora, dirigente político, daban cuenta de que mediante excavadoras se está sacando tierra del canal aliviador que desemboca en el río Luján y supuestas cavas ilegales que funcionan en los humedales.

La suspensión sancionada para impedir nuevos emprendimientos, unas 6000 hectáreas, aparece en medio de la polémica de pago chico sobre la explotación ilegal de las canteras de los humedales, acción a la cual queda relacionado el presidente del Concejo Deliberante.

El intendente del distrito, Ariel Sujarchuk, por el contrario, a pesar de pertenecer al mismo espacio político, es quien aparece como el dirigente que busca "una planificación amigable con el medio ambiente".

Pero los cinco minutos de fama que ambos dirigentes tuvieron por la cuestión, uno en cada extremo, no parecen que quede allí. En el Concejo Deliberante no salen del asombro por un tema que estaba como dormido tuviera un desenlace tan rápido. Primero la denuncia hacia el presidente Cali y tras cartón la ordenanza que si bien la votaron los concejales capitalizó el intendente de estos pagos.


Kolina

Y ya que estamos en Escobar, demos cuenta de un acto que podría traer cola en la política bonaerense. Los intendentes de Malvinas Argentinas y de Escobar, Leonardo Nardini y Ariel Sujarchuk, estuvieron en la primera línea del acto realizado por la ex ministra de la nación y actual gobernadora santacruceña, Alicia Kirchner, con miras a los comicios del próximo año.

Entre los datos políticos que arrojó la congregación de más de 2000 dirigentes kirchneristas, se encuentra el acompañamiento de los intendentes. También participaron Máximo Kirchner, Daniel Scioli, Carlos Castagneto, diputados provinciales y concejales de todo el país.

"Tenemos que representar a quienes nos votaron y ponernos a la cabeza de la defensa de los derechos. Nuestra responsabilidad es con el pueblo", aseguró Alicia Kirchner. Cabe recordar, que el partido Kolina fue fundado por Alicia y Néstor Kirchner en el 2010 y es una de las principales fuerzas del Frente para la Victoria con despliegue nacional.


      Embed

Comentarios Facebook