jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Temperatura T 27° H 65.6%
11 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Adelantarse al menú festivo

Marcela Korzeniewski
0
Comentarios
Por Marcela Korzeniewski


Con los encuentros familiares, elegir la mejor comida puede convertirse en una verdadera pesadilla. Adelantarse al momento de hacer las compras y rastrear propuestas sencillas puede ser una estrategia eficaz como para que la llegada de Papá Noel -en cuestiones del paladar- se resuelva sin sobresaltos. En la elección de ingredientes sencillos y un menú básico con entrada, plato principal y postre está la clave.

Adelantarse al menú festivo
Foto:

Diciembre es un mes que pasa rápido. Despedidas de actividades, cenas o almuerzos con amigos y colegas, actos de fin de año. Cuando nos queremos acordar, ya estamos brindando para desearnos feliz año nuevo. Así que no está mal ir empezando a pensar cómo vamos a resolver la cuestión culinaria para no tener que correr a último momento y evitar sorpresas como la más común de no conseguir algún alimento o producto. A esta altura del año, ya estamos cansados de todas las actividades y el menú festivo suele ser un motivo de stress. Tenemos ganas de hacer algo distinto pero muchas veces caemos en lo mismo de siempre por miedo a que nos salga mal o por costumbre.

Tenemos la idea de que las preparaciones tienen que ser complicadas, largas, con muchos ingredientes, como si las recetas alcanzaran, de esta manera, las expectativas que nos imponen la grandilocuencia de "las fiestas". En estas fechas se desempolvan viejas recetas de familia y es habitual que prime la tradición. Pero a su vez, los tiempos fueron cambiando y nos vemos formando parte de ese cambio.

Es ahí cuando la tradición entra en conflicto con el sentido común. Hay dos salidas: o sentirse agobiado y obligado reproducir un menú como el que muestran los libros de comidas festivas para climas invernales. O asumir que se pueden cocinar platos deliciosos con pocos ingredientes, un poco más ligeros, y sorprender igual, sin necesidad de estar horas en la cocina.

Por ejemplo, existen productos gourmet que con un solo toque pueden modificar el sabor de una receta clásica para convertirla en un manjar digno de una velada en familia. Por otra parte, el calor con temperaturas muchas veces sofocantes, hace que busquemos opciones más livianas y sencillas.

Si bien hay cortes de carne representativos, como la bondiola de cerdo, el peceto o la colita de cuadril, hay formas de hacerlos sin que el proceso se transforme en un dolor de cabeza de último momento.

En esta nota, San Giorgio -marca gourmet con más de 15 años de experiencia en el mercado argentino de delicatessen y que acaba de renovar su imagen- nos sugiere un menú de tres pasos creado por @cookhers para las próximas fiestas: entrada, plato principal y postre, con pocos ingredientes y técnicas sencillas, y siempre con el complemento de alguno de sus productos, como la confitura de mango y jengibre, el humo líquido o el aceite de oliva a la trufa, que pueden ser opcionales o no, pero cuya presencia modifica y ensalza los sabores.

La innovación es una meta que muchas veces nos ponemos cuando nos toca cocinar platos especiales. Pero se puede innovar sin cambiar demasiado pero incorporando una vuelta de tuerca.

"Nuestro objetivo es, no sólo responder a las necesidades gastronómicas del público gourmand, sino también a las inquietudes de los que gustan innovar en la cocina, tengan conocimientos o no. Buscamos brindar lo mejor y que quienes tengan en su alacena un producto San Giorgio sepan que cuentan con un aliado incondicional en la cocina, un arma secreta que les permitirá sacar lo mejor de ellos. La nuestra, es una invitación cotidiana a atreverse a ser gourmet", declara María Jesús López Fogliatta, Jefa de Marketing de la empresa, que ahora incorpora tips de uso y recetas para preparar deliciosos platos a través de sus plataformas digitales: website, Facebook, Twitter e Instagram.

Entre esas sugerencias, se encuentran estas tres recetas donde se combinan modernidad y tradición en platos con pocos ingredientes y procedimientos sencillos. Los pinchos de langostinos resultan una entrada super fresca, aún más si se acompañan con sabores tropicales y muy poderosos como el mango y el jengibre.

La bondiola braseada, por su parte, tiene un toque ahumado que hace la diferencia, además de una salsa agridulce donde se combinan la miel, la salsa de soja y la mostaza de Dijon. Y la Panna Cotta sería algo así como el postre ideal, porque se puede preparar con anticipación, porque es fresco y suave, y porque se le pueden agregar frutas frescas de estación.

Resuelto el menú, ¡ahora a pensar en los regalos!

      Embed


Comentarios Facebook