Los clubes deben armar su informe de localía y a mediados de mes anunciarán día y horario de cada fecha del nuevo torneo regular, que se complementará con una competencia extra el año próximo, que definirá el ingreso a la copa Sudamericana.

Mientras recopilan todos los datos necesarios para que el fixture del próximo torneo, la Superligaespera el mejor presupuesto de los aspirantes a diagramar un calendario deportivo lo más equitativo posible en cuanto a los kilómetros recorridos para completar cada compromiso.

Será el mismo formato de la temporada pasada, pero con 25 fechas ya que serán 26 los equipos que conforman la máxima categoría. El año próximo, el torneo se intercalará con una liguilla que determinará cupos para la copa Sudamericana.

La Superliga espera completar los informes de los clubes con pedidos formales de eximición de localía por ocupación de su estadio -o alrededores- con otro tipo de eventos.

Los datos serán parte de las coordenadas necesarias para que un software distribuya entre agosto y diciembre el primer tramo de la temporada.

Para lograr el equilibrio entre el informe de localía, el pedido puntual de algunos clubes que llevan dos temporadas sin ser locales ante el clásico rival, las fechas FIFA y las restricciones que los organismos de Seguridad -ya que habrá público visitante en algunos partidos- la Superliga solicitó presupuesto por el software que elaboraron el departamento tecnológico de la UBA y a una empresa estadounidense. Quien tenga la mejor cotización, también lo deberá tener listo el 15 de julio.

Luego anunciarán las fechas que se jugarán en 2018, la idea es que además se anuncien los partidos que tendrán público visitante y el modo en que los simpatizantes podrán adquirir sus entradas.

Tanto ese aspecto como el del sistema de juego -al menos sus detalles-, todavía no están cerrados, como los aspectos que tienen que ver con la comercialización del torneo complementario.

Aparecen en esta nota: