El comediante dijo que el piloto nacional es el "campeón de todos los tiempos" y elogió los vehículos hechos en el país. El animador comenzó la segunda temporada de El Garaje, en el que entrevista a celebridades locas por los fierros.

El comediante y conductor estadounidense Jay Leno, leyenda del stand up y verdadera estrella show bussiness luego de más de veinte años al frente del programa de variedades nocturno por antonomasia de la televisión norteamericana -The Tonight Show por la cadena NBC-, regresó a la pantalla de History con la segunda temporada de “El garaje de Jay Leno”, en el que combina su instinto innato para el humor con su gran pasión por los autos y las motocicletas.

Jay Leno deslizó críticas al presidente Donald Trump y expuso su visión acerca del panorama actual del género en el que supo triunfar en la televisión estadounidense, pero hizo especial énfasis en su amor por los vehículos, su predilección por el trabajo de los “ingenieros y artesanos” automotrices argentinos y su historia con “el gran campeón de todos los tiempos”, Juan Manuel Fangio.

Jay Leno

Nacida como serie web cuando aún era el anfitrión de “The Tonight Show”, “El garaje de Jay Leno” pasó a la tele luego de que el comediante dejara el talk show nocturno; ya había amagado con el retiro en 2009 e incluso fue brevemente reemplazado por Conan O’Brien, aunque luego extendió su reinado hasta 2014, cuando le dejó la responsabilidad a su amigo Jimmy Fallon.

Si bien aún despliega su rutina de comedia en especiales o como invitado a programas ajenos -con ese ritmo ligero que lo caracteriza, como si nunca se bajara de la velocidad de sus amados fierros-, Leno parece haber encontrado en “El garaje...” su lugar en el mundo, aquel donde congeniar sus dos pasiones.

“Podés ser la mejor estrella del mundo pero si no te gustan los autos y motocicletas no vas a estar en la serie. Intentamos encontrar a celebridades que tuvieran un interés en los vehículos, y luego nos acercamos, les contamos que no íbamos a hablar de sus problemas personales, sino sobre autos y motocicletas”, dijo Leno, en referencia a la elección de los invitados de cada programa.

Jay Leno conduce temproada 2.jpg

Si bien el show está focalizado en cada vehículo que aparece en el episodio, con su historia y datos aportados por expertos e ingenieros, Leno no puede con su genio y reconoce que se trata de “un espectáculo de autos que tiene comedia en él”.

“Cada auto tiene una historia. A veces es el auto que manejaste, a veces es el auto que tu familia manejó, a veces es el auto que te impresionó cuando eras joven. Puede ser una motocicleta hasta un avión. La serie expone todo aquello que rueda, y que vuela y que hace ruido”, detalló Leno, quien agregó que la gente desarrolla ese lazo afectivo con sus autos porque son sinónimo de “libertad, la posibilidad de ir a donde quieras, hacer lo que quieras hacer, alejarte de tus problemas del día”.

Para Leno, la pasión por los vehículos se dio tras conocer “a Juan Manuel Fangio cuando era chico”: “Es el gran campeón mundial de todos los tiempos. De hecho, él me dio su trofeo de 1951, el que ganó con el campeonato mundial”.

“Eso fue muy emocionante. “Él era un hombre maravilloso, un verdadero corredor de carreras pero también era un hombre común. No era un hombre sobrador, era un tipo común y sé que ciertamente le trajo mucho orgullo a la Argentina”, manifestó con emoción el humorista, que confesó también que sus “autos favoritos están construidos en la Argentina”.

Para Leno “la compañía llamada Pur Sang, que construye réplicas de los Bugatti, hacen cosas increíbles” (alguno de los cuales integran su inmensa colección de más de 100 autos y 90 motocicletas) y extendió el elogio a todos “los ingenieros y los artesanos en Argentina construyendo estos vehículos, algo realmente de lo que estar orgullosos”.

LEA MÁS:

Aparecen en esta nota: