Con la creación del Juzgado de Paz de 1870 se estableció la fecha para uno de los barrios que logró reunir arte, música, deporte y trabajo con un fuerte crecimiento durante décadas.

Emblemático como pocos barrios porteños y de trascendencia mundial inigualable, la República de La Boca cumplió ayer 147 años de vida. La fecha elegida recuerda la creación el 23 de agosto de 1870 del primer Juzgado de Paz en el barrio a cargo del distinguido vecino Sebastián Casares.

La autonomía jurisdiccional se obtiene mediante la ley 654 que separaba la circunscripción de San Juan Evangelista de la de Santa Lucía (logrando una separación de Barracas). Además, la norma fijaba como lugar de desarrollo de actos electorales al atrio del templo ubicado en Olavarría y Martín Rodríguez y el 21 de junio de 1871 fue electo como primer concejal Emilio V. Bunge.

Más allá del escudo

La Boca tiene un fuerte arraigo portuario y de inmigrantes que más allá del paso del tiempo y los avances urbanos lograron mantener con vida un barrio elegido actualmente por el turismo y por sus costumbres. Cuenta con escudo propio, compuesto por una cruz roja de San Jorge (la misma que ostentan el escudo y la bandera de la ciudad de Génova) que divide al campo en cuatro y refleja el viejo Puente Transbordador Nicolás Avellaneda (próximo a ser reinaugurado); un barco como símbolo de su caracter portuario; una paleta de pintor en homenaje al gran artista plástico boquense Benito Quinquela Martín; y un engranaje, un martillo y una tenaza, como reflejo del trabajo y la industria.

Probablemente para muchos, quedan de lado dos referencias ineludibles del barrio, el tango y el fútbol. El primero con diferentes exponentes del 2x4, que hoy por hoy se pueden escuchar en muchos rincones del planeta. El segundo, con el Club Atlético Boca Juniors, surgido en 35 años después de la “fecha fundacional” del barrio. Un aspecto menos visible pero que supo hacer historia en el barrio fue el ferrocarril que, desde antes de la fecha fundacional del 23 de agosto de 1870, cruzaba La Boca con pasajeros y cargas desde el centro de la Ciudad de Buenos Aires hacia el puerto de Ensenada con diferentes paradas.

Con el puente Barraca Peña aún en servicio, poco queda de ese ramal, manteniéndose la vía y su uso para servicios de carga. Así, en el crecimiento de La Boca, supieron existir estaciones como Casa Amarilla, General Brown y Muelle de La Boca.

Hablar de las viviendas urbanas conocidas como conventillos también es remitirse a La Boca con su incontable cantidad de construcciones, muchas alrededor de lo que supieron ser importantes fábricas en el barrio como Noel y Alpargatas, sin olvidar la yerbatera Cruz Malta.

Casi 15 décadas de historia reúnen aún más aportes del barrio, imposibles de detallar cada uno, incluyendo personalidades influyentes para la historia de la política argentina desde el siglo XIX.

Los 147 años de La Boca no pasaron por alto en tiempos de Internet y la mención “147 años” se convirtió en tema del momento por varias horas en la popular red social Twitter.

Aparecen en esta nota: