El escritor Mario Kupit y sus hijos organizaron una nueva colecta entre sus clientes y vecinos y pudieron donar una gran cantidad de objetos a una de las instituciones más importantes de Barracas.

Los vecinos y clientes del quiosco Italo, ubicado en la avenida Iriarte al 2700, respondieron con creces a la convocatoria lazada por sus dueños y lograron juntar una gran cantidad de material que luego fue donado a la Casa Cuna.

Mario Kupit y sus hijos, propietarios del quiosco, volvieron a lanzar un llamado a la solidaridad, tal como viene haciendo también en Navidad y en noche de Reyes, con el objeto de juntar donaciones para los más pequeños.

A comienzos de julio, Mario comenzó a hablar con los clientes del puesto de diarios, y éstos a su vez les contaban a todos sus vecinos sobre la gran movida. “A principios del mes pasado envié un mensaje por WhatsApp a todos nuestros clientes informándoles sobre la iniciativa y al poco tiempo comenzamos a recibir todo tipo de objetos”, le contó Mario a El Porteño del Sur.

Todo aporte

De esta manera, Mario y los suyos lograron obtener nada menos que tres televisores, y varias bolsas de juguetes y ropa tanto usada como nueva. “Hubo una señora que como no tenía nada para donar, fue a comprar un juguete y dos remeras para regalarles a los chicos”, agrega el escritor de “El TeZoro Oculto”, que sumó decenas de ejemplares de libros para pintar y revistas infantiles a las bolsas.

El volumen de donaciones fue tal que se necesitó de la camioneta de un vecino para llevar todo lo recaudado hasta el edificio del Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, donde fueron recibidos con gran alegría por los empleados de dicha institución.

El subdirector médico del Elizalde, el Dr. Angel Bonina, le envió una nota de agradecimiento a Mario y los suyos. “A través de la presente le hacemos llegar nuestro más sincero agradecimiento por la donación recibida de 3 televisores, juguetes y ropa. Gestos como éstos nos da fuerzas para continuar una tarea que se ve estimulada por actos solidarios como los que demuestran”, dice la misiva.

“De todos los clientes que participaron, el 70 por ciento compra Diario Popular”, le contó Mario a este suplemento, que resaltó en varias ocasiones la gran predisposición de su clientela a colaborar en cada una de las convocatorias que realiza durante el año.

Además de estas colectas solidarias, los responsables del quiosco ítalo también organizan concursos como el del “mejor padre” que Mario idea, como un experimentado “gerente de marketing” para mantener unido a esta gran comunidad entre la que figuran clientes y vecinos de la zona.