Tampoco los empleados estatales. Desde el Gobierno tomaron esa decisión debido a que ven mejoras en la economía. La medida también se extiende a empleados públicos. Sí lo recibirán las organizaciones sociales

Desde el Gobierno determinaron no otorgarle a jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y empleados públicos un bono de fin de año, como sí ocurrió en diciembre pasado, debido a muestras positivas de la economía nacional.

De acuerdo a información detallada por el diario Clarín, Mauricio Macri observa “algunas señales de mejora en la economía” que favorecieron a tomar la determinación, respaldado en los resultados de las últimas elecciones.

En 2016, con la alta inflación, el tarifazo cerca y el creciente malestar social el Gobierno accedió al pedido de la CGT para calmar los ánimos y “desembolsó más de 5 mil millones de pesos para paliar las necesidades de más de 7 millones de beneficiarios, entre los casi 4 millones de chicos cuyos padres reciben la AUH y los más de 3 millones de jubilados y pensionados que cobran la mínima”.

Los que sí recibirán el dinero serán las organizaciones sociales y “será un pago por única vez de unos $2.200 que el Gobierno otorgará a los cerca de 400 mil los trabajadores de la economía popular”, afirmó el medio.

El motivo es un gesto hacia la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) para evitar futuros reclamos tras un año en el que estos grupos mostraron rechazo hacia las medidas gubernamentales y fueron foco de conflictos.