En un centro de jubilados de Quilmes, la gobernadora María Eugenia Vidal hizo el anuncio. "Por primera vez van a cobrar más que la inflación", dijo y luego le dio la palabra al presidente Mauricio Macri.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires aumentará la jubilación mínima en un 12,96% y un 20% las asignaciones familiares a partir de septiembre de 2017.

El anuncio lo realizó este martes la gobernadora María Eugenia Vidal, junto al presidente Mauricio Macri, en el sur del conurbano, en un centro de jubilados de Quilmes.

"Ustedes han vivido muchos gobiernos, saben lo que es un cambio de verdad. Saben cuando algo es profundo o es cosmético. Saben que lo que se construye en serio es lo que de verdad les van a dejar como herencia a hijos y nietos", aseguró Vidal, y agregó: "En ese hacer está el más de millón que jubilados ya cobraron la reparación histórica, es lo que les corresponde, es para lo que trabajaron toda la vida".

Vidal destacó que "este año todos los jubilados van a cobrar una jubilación que va a superar a la inflación" y puntualizó: "Podemos creerlo porque por primera vez tenemos un Indec en el que creer".

"Ustedes son los protagonistas de esto, tantos años de espera, de no darse por vencidos", dijo. "No nos convoca la agresión, no nos convoca el pasado, no nos convoca la descalificación, nos convoca el poder y el hacer. Nos convoca el poder de trabajar juntos y demostramos que juntos podemos hacer".

Por su parte, Macri dijo que "hay que entender que el cambio se está produciendo y ésta es la generación que vino para cambiar la historia para siempre, en base a dar pasos sólidos cada día, sin saltos al vacío ni propuestas mesiánicas". En ese marco, Macri llamó a "terminar con la melancolía y el escepticismo" y exhortó a "ser protagonistas de la solución" que requiere el país.

Con este incremento una familia tipo, matrimonio con dos hijos, con un ingreso de 15 mil pesos que percibe asignaciones por $1932, a partir de este mes pasará a cobrar $2318.

En mayo de 2016, la provincia de Buenos Aires duplicó el tope máximo de ingresos familiares de $30.000 a $60.000, que da derecho a recibir este beneficio. A partir de este mes, este tope máximo se elevará a $73.608, un 145% superior al de principios de 2016.

De esta forma y por consiguiente, 7.200 trabajadores de la administración pública provincial, que hasta hoy no lo hacían, comenzarán a percibir asignaciones familiares.

Al mismo tiempo, la provincia de Buenos Aires, a través del Instituto de Previsión Social (IPS) anunció que las jubilaciones mínimas tendrán un incremento del 12,96%, también a partir de septiembre de este año, que se percibirán en octubre.

Según detallaron, de esta manera, la totalidad de los jubilados se verán beneficiados con el aumento: la jubilación mínima pasará a ser de $ 4.750, cuando hasta aquí era de $ 4214; mientras que la jubilación promedio en la provincia pasará a ser de $ 20.811.

186 mil asignaciones

Así, entonces, el Gobierno pagará a partir de septiembre 186 mil asignaciones a los trabajadores bonaerenses, cuándo eran 130 mil a principios de 2016. Estas asignaciones se distribuirán en 115 mil familias, antes eran 80 mil.

De esta manera, la inversión social en asignaciones familiares ascenderá a 2100 millones de pesos, lo que implica un 26 % superior al año anterior.