La permanencia en los domicilios por el coronavirus alteró también las costumbres de los animales, que ahora se encuentran con sus dueños constantemente y que después volverán a dejar de verlos las 24 horas.

La cuarentena por la pandemia del coronavirus le cambió el ritmo tanto a personas como a mascotas, que en muchos casos ahora tienen más contacto con sus dueños y con eso también están más propensos a la transmisión de emociones, miedos y ansiedad, entre otros sentimientos.

Y siendo las mascotas parte de la familia, el cambio en la vida de ellos, especialmente para los que viven en departamentos, requiere buscar hacer más llevadero el momento de encierro.

Principalmente es importante vigilar y reaccionar ante los signos de aburrimiento, como la travesura, los ladridos excesivos en el caso de los perros, la masticación/arañazos y la búsqueda de atención.

El equipo de expertos de la marca de alimento balanceado Old Prince, del que forma parte el veterinario Oriel Scarpone (MP 3922), recomienda diferentes ejercicios para realizar junto a nuestras mascotas, con el fin de mejorar su salud física y actividad intelectual, sin la necesidad de salir de nuestras casas:

- Esconder pequeñas porciones de comida en diferentes lugares de la casa, mediante el olfato nuestros amigos de cuatro patas explorarán la casa en búsqueda del alimento. De esta manera se genera actividad física y se ejercita el intelecto.

- Con su juguete preferido, se puede hacer ‘seguir al líder’. Mover el objeto por diferentes lugares del espacio que estemos usando, hacerlos subir y bajar las escaleras. Incluso pueden hacer un circuito e incorporar obstáculos, como una caja, una silla o una soga para agregar más dificultad. Este tipo de actividad es entretenida y recomendada no solo para los cachorros, sino también para los animales de mayor edad, que tienen las capacidades cognitivas debilitadas, ayuda a trabajar la agilidad y la rapidez de respuesta.

- Y finalmente, el clásico lanzamiento de pelotita o bolita de lana para los gatos, que también puede realizarse con un objeto que le guste a nuestra mascota como puede ser un muñeco, un palito, un hueso de cuero, etcétera. La idea es hacerlo correr, agudizar sus reflejos. Esta actividad es muy beneficiosa para la salud cardiaca, ideal para los animales más jóvenes porque ayuda a quemar energía.

El después

Durante estos momentos de encierro y confinamiento social, se refuerza el vínculo afectivo que mantenemos con nuestras mascotas, por lo cual también hay que prepararse para cuando se vuelva a la rutina. Nuestros animales que ahora están las 24 horas acompañados comenzarán a pasar tiempo en solitario, que a veces son jornadas largas, de varias horas. Esto generará una situación de ansiedad por separación.

‘Un estado de estrés que el animal alcanzará al no poder interactuar tanto con sus dueños, debido al sentimiento de apego y dependencia que se ha creado. Los veterinarios llamamos a esto ‘hiperapego secundario’, que se originó durante la cuarentena ya que nunca antes nuestras mascotas pasaron tanto tiempo con nosotros, ni siquiera cuando estamos de vacaciones. Lo que probablemente suceda es que entre el 20 y el 40% de los animales domésticos sufrirán ansiedad por separación. Por lo cual, es importante estar atentos al comportamiento de ellos. Si notamos conductas extrañas cuando se quedan solos como por ejemplo: que orinen o defequen en lugares que no deben, rompen cosas, rascan las puertas, rasgan la basura, lloriqueos y ladridos excesivos (en el caso de los perros), son síntomas del cuadro anteriormente mencionado’, alertó Scarpone.

En ese sentido, se recomendó no castigarlos o confinarlos en un lugar aparte de la casa por estos comportamientos, sino ayudarlos a modificar la mala conducta. Junto a la propicia consulta al veterinario, el doctor Scarpone recomendó que durante la ausencia del dueño de casa ‘el animal se encuentre en un entorno agradable y lo más homeostático posible.’

Se puede dejar la televisión encendida ya que existen canales con contenido especial para perros y gatos, alguna luz encendida, incluso música o la radio; que tengan los juguetes a su alcance, algo para roer en los momento que se sientan nerviosos como puede ser algún hueso de cuero, dispensadores de comida, entre otras cosas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados