El periodista de Telefé relató que padecieron una situación angustiante y que continuó cuando no le tomaron la denuncia. "No se lo deseo a nadie", dijo sobre el hecho en la autovía Buenos Aires-La Plata

El periodista Rodolfo Barili fue víctima de la violencia delictiva y contó detalles en sus redes sociales. La dramática situación la padeció cuando viajaba en su auto por la autopista Buenos Aires-La Plata con sus hijos de 16 y 13 años, momento en que resultaron atacados con una piedra que golpeó en el capot y luego astilló el parabrisas, poniendo en peligro la vida de los tres ocupantes del vehículo.

Según relató el propio comunicador, que se desempeña en Telefé, todo ocurrió el sábado minutos antes de la 17 horas, cuando volvía de buscar a sus hijos en la ciudad de La Plata, y fue apedreado a la altura de la localidad de Bernal, en el partido de Quilmes.

"El auto se bancó el impacto que, gracias a Dios, amortiguó y abolló el capot antes de astillar el parabrisas del lado del menor de mis hijos", relató en sus cuentas de Instagram y Twitter, donde publicó videos que rápidamente se viralizaron y recibieron muestra de apoyo.

El periodista dijo que, una vez que se aseguró que tanto Dante (16) como Benicio (13) estaban ilesos, decidió frenar en el primer control policial que hay sobre la autopista para dar aviso de la presencia de esos delincuentes y hacer la denuncia correspondiente.

"Fue a metros del incidente, donde un policía que se encontraba dentro del lugar refugiado del frío me pidió que hiciera la denuncia en el control del peaje de Hudson. Allí esperamos un rato hasta que me dijeron que por la cuarentena no hay quién tome denuncias. Ni policía ni personal de la autopista", consignó Barilli en sus posteos.

Sin perder la calma, pero visiblemente indignado por la falta de ayuda, decidió filmarse a modo selfie en la puerta del Centro de Monitoreo de Control Policial de la autopista y denunció: "La sensación de indefensión es difícil de borrar".

Asimismo, realizó una fuerte crítica hacia AUBASA, que es la empresa pública bonaerense que tiene a su cargo la administración de ese acceso: "Eso sí, el peaje lo cobraron a pesar de estar la autopista cortada a los pocos metros del pago por una protesta. Agradezco que nada pasó. Que los tres estamos bien. La chapa se arregla y el vidrio se cambia".

Los hijos de Barili viven en La Plata con su mamá y desde que se habilitaron los permisos para padres separados en medio de la cuarentena le toca ir a buscarlos cada 15 días.

A principios de mayo, Barili contó que estuvo casi dos meses sin poder ver a sus hijos por culpa del aislamiento obligatorio. "Juntos. 56 días después. Algo así como un infinito de tiempo sin vernos los tres. Los amo hijos", escribió en su cuenta de Instagram junto con una foto de él con sus hijos, a quienes no veía desde antes del 20 de marzo.

Actualmente él vive con su novia y el pequeño hijo de ella, de 3 años. Se trata de una abogada de 39 años, con quien blanqueó su relación durante una viaje al Caribe. La pareja aprovechó sus vacaciones en Cancún para brindar la noticia

Barili lo hizo con una tierna imagen y un mensaje: "Gracias a los colegas que entendieron mi silencio. La respuesta es ‘si’", había dicho en alusión a que todo el periodismo estaba ansioso de saber qué relación los unía.

Ayer, tras darse a conocer que Barili había padecido una traumática experiencia delictiva cuando manejaba y fue atacado en plena autopista, su compañera en la conducción del noticiero Telefé Noticias, Cristina Pérez, también realizó una publiacción en su cuenta de la red social Twitter. "Mi solidaridad y acompañamiento a Rodolfo Barili ante el duro episodio vivido con sus chicos", escribió la periodista.

En esa plataforma, Barili fue contundente y muy preciso al realizar el relato de lo sucedido, no sólo por el hecho delictivo, sino por la posterior inacción y falta de respuestas. "Junto a mis hijos, vivimos un momento de esos que no le deseo a nadie. En la Autopista Buenos Aires-La Plata. Nos arrojaron una piedra a la altura de Bernal. El auto se bancó el impacto que amortiguó y abolló el capot antes de astillar el parabrisas del lado del menor de mis hijos. Agradezco que nada pasó. Que los tres estamos bien. La chapa se arregla y el vidrio se cambia. Pero la sensación de indefensión es difícil de borrar", señaló el periodista.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados