“Descansa” sólo de Showmatch pero hace gráfica, radio y café concert con Nacha Guevara en Mar del Plata; El jurado del moño dice que Tinelli le dio la gran oportunidad de lucirse y asegura que “suelta” su personaje al terminar el show

Desde el pequeño escenario del Tronador Concert, ambientado especialmente con mesas y sillas que simulan el espíritu del tradicional café concert, Marcelo Polino, intenta condimentar la otra ala del show que completa la emblemática Nacha Guevara, quién rinde homenaje a los 50 años del género que la vio nacer en la Argentina. ¿Por qué son tan geniales? se preguntan ellos desde la pequeña sala ubicada frente al Torreón del Monje marplatense y que de viernes a domingos a partir de las 22 colman casi en su totalidad.

El convite le calza perfecto al periodista de lengua filosa y veterano jurado del Bailando por un sueño que desgrana un monólogo de humor combinando su recorrido personal con el de los coloridos entretelones de la profesión que lo sostiene con gran estima. “Surgió esta propuesta a los 50 años que cumple Nacha con el café concert. Yo quería hacer algo más acotado y no todos los días porque tuve un año muy intenso y se armó esta propuesta. Me cerró la oferta y juntarme con Nacha para mí es un lujo. Es un mito viviente”, comenta Polino cómodamente sentado en uno de los asientos del lugar en donde ofrece su show.

A priori, Nacha y Polino, parece que no tuvieran mucho en común. Sin embargo, a quienes largamente compartieron el sitial del jurado del programa de Marcelo Tinelli, los une más de una arista. “No tomamos sol y somos vegetarianos. Vamos escarbando y tenemos muchas cosas en común. Somos solitarios los dos. Yo me hice vegetariano porque ella me ayudó. Me aconseja. Este espectáculo es como un cuento de dos personas distintas que se juntan e intercambiamos historias”, suelta con gracia respecto al trabajo que ofrece junto a la imponente y temperamental Nacha Guevara. “Nos conocimos del medio y éramos muy amigos con Favero (Alberto) a partir de mi amistad con Gasalla que eran muy amigo de ellos”, rememora el incansable Marcelo Polino. “Escribo en revista Paparazzi, hago mi programa en Radio Mitre, y viajo algunas veces a Buenos Aires. Se descansa poco”, admite el periodista que oficia de showman quién hasta fines de diciembre se desempeñó en la conducción vespertina de Los especialistas del show junto a Mery del Cerro.

Cuando a principios del mes de marzo la temporada veraniega llegue a su fin, al inefable ‘Poli’, como lo suelen llamar sus allegados, le aguarda un año especial a la espera de las 3 décadas del ya legendario Showmatch.

ADEMÁS:

La pregunta que sonrojó a Rodolfo Barili y Cristina Pérez: ¿Hay romance?

"Tolkien": primer trailer de la biopic sobre el creador de El Señor de los Anillos

“Tengo contrato por 3 años y me quedan 2 todavía. Hace 12 que estoy con Tinelli”, aclara ante algún comentario malicioso que lo dejaba afuera en el año aniversario. “En el jurado se está negociando con Pampita, Flor Peña que como va a hacer Cabaret no sabe a qué hora termina y si le dan los horarios. Seríamos: Ángel (De Brito), Pampita, Peña y yo. Moria no sé si va a arreglar”, devela el muchacho de los sacos multicolores y los característicos moños, mientras adelanta lo que se vendrá a partir de abril.

“Van a haber súper figuras en el Bailando y va a haber un segmento de humor de homenaje a los 30 años con humoristas que salen del casting que se está llevando a cabo en las provincias”, comenta de manera amable quién aún no cobró los dos meses y medio de sueldo que el ex grupo Indalo le quedó debiendo del 2017. Aún sin definir con precisión la plana completa que ocupará el banquillo que tendrá la misión de observar, evaluar y puntuar a los participantes del Bailando por un sueño que se avecina, este conductor no tiene inconvenientes en volver a compartir su función al lado de Soledad Silveyra, quién se fue enemistada con su hoy compañera de rubro Nacha y con Moria Casán, las mismas que, hace pocos días, la defenestraron.

“Yo no tengo problema con Solita. Lo tuvo con Nacha y con Moria. Yo la tenía sentada al lado. Tengo un cariño por Solita mucho antes que el Bailando. Es buena actriz y buena compañera. Con nadie me llevé mal en estos años”, deja en claro Marcelo quién además analiza el escaso período que duró el certámen del año pasado.

“Fue un año corto donde el foco estuvo muy puesto en Laura (Fernández) y Florencia (Peña). Me parece que a ellas le faltó el tiempo. Fueron 3 meses y medio de show. En un reality de 8 sí podés desarrollarte y encontrarte con esa silla, que es muy fuerte. Me parece que no tuvieron ese tiempo para encontrar el lugar”.

Sobre su personaje dentro del personaje, dice “Yo suelto. Lo que pasa en el show pasa en el show y lo que pasa en la pista pasa en la pista y me voy a mi casa”, asegura el impulsor del menos uno que pese al rigor de la puntuación gana más la simpatía y su ingenio. “Tengo un personaje muy particular. Siento mucho el afecto de la gente y de los colegas”.

Buena onda con Gasalla y palos a Laurita

Su particular personaje no afloja ni a sol ni a sombra. A Marcelo el tiempo se le escurre entre un trabajo y otro, entre un proyecto y el que le sigue. ‘Voy a Europa 3 semanas a comprar telas para mis trajes y demás y luego vamos a hacer gira nacional con este show”, detalla.

“Yo no quiero más hacer dos programas diarios porque es mucho. Y además la radio los fines de semana. No quiero hacer dos programas diarios porque me quema la cabeza”, confiesa el hombre que no para nunca.

“Hace poco pensaba: ¡Qué poco negocio estoy haciendo conmigo!’ Ni llego a las 3 semanas de vacaciones. Trabajo todos los días de lunes a lunes”, sonríe. “Lo que pasa es que yo me divierto, me mato de risa con el laburo que hago, la paso bien. Para mí el trabajo es una bendición”, completa al tiempo que devela que entre sus varias propuestas laborales sigue vigente la de poder formar dupla con su amigo Antonio Gasalla.

“Con Gasalla tenemos un proyecto para hacer teatro con Flavio Mendoza. Lo quiero un montón a Antonio. De hecho, mucho del monólogo del show me ayudó a hacerlo”, dice agradecido a diferencia de su ex compañerita Laurita Fernández, a quién juzgó de no serlo.

“Me parece que tenía muchísimo conocimiento de técnica y de baile porque ella es una excelente bailarina, pero no del reality. Showmatch es un reality, no un concurso de baile específico. Entonces necesitaba otros condimentos. Salir solamente a contar lo que no te gustó me pareció que era desagradecido. Cuando uno se va de una empresa o de un trabajo tenés que llevarte lo bueno. Es un lugar en que te tratan re bien. Entonces quedarte con que no estaba preparada para la pelea me parece que no está bueno’, remata. i

"Ya se pasó mi tiempo de adoptar, una década es mucho”

Hace casi 10 años Marcelo Polino iniciaba sus primeros trámites para convertirse en padre. Entre tanta espera, hoy siente que las condiciones de su vida son otras y el tiempo para adoptar se le pasó.

Estamos más grandes todos. Hice 6 años de trámite, pero tengo un proceso de 1 año y medio en mi terapia para decidir adoptar. Una década en la vida de una persona es mucho tiempo”, explica tratando de encauzar ese caudal de amor de paternal de otra manera.

Sigo trabajando en minoridad, trabajo en dos hogares y canalizo allí y en mi ahijada Matilda, estoy embobado con ella”, dice de la hija de Luciana Salazar. “Se la banca muy bien sola Luciana, y tiene un familión hermoso”, agrega resignado ya a ser un padre adoptante.

“Hablé hasta con el presidente Macri y luego me llamaron para ofrecerme grupo de 3 hermanos. Mi adopción es sola, soy monoparental. No tengo siquiera pareja y quería adoptar responsablemente. La vida ahora me llevará para otros caminos”, ansía Polino quién no descarta trabajar de manera más contundente en la ayuda de adoptantes y luchar por desterrar la infinita espera.

“Cuando afloje con el trabajo me gustaría colaborar desde un cargo, desde un lugar más responsable. Me siento útil. La gente ni sabe cómo presentar una carpeta. También es difícil poner un hogar como Lucía Galán y Diego Reinhold porque reciben poca ayuda del estado. Pero sí me gustaría colaborar de otra manera”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados