Seis meses pasaron de la muerte del hermano de Santiago Vázquez y el actor contó, por primera vez, sus sensaciones, su enojo con la vida y el cambio que hizo después de aquel momento trágico.

En diciembre del año pasado Nico Vázquez tuvo dos momentos que sin dudas lo cambiaron para siempre: se casó con su actual mujer, Gimena Accardi, y a los pocos días lo llamaron desde Punta Cana para informarle que su hermano había fallecido. El actor sufrió la muerte de una de las personas más importantes en su vida, pero gracias al apoyo de su esposa, de su familia y del público pudo volver a trabajar, y en un móvil con Intrusos contó cómo fue el último momento en el que se abrazó con su hermano la noche del casamiento sin saber lo que iba a pasar.

“Yo tuve la suerte de haberme despedido de mi hermano de la manera más hermosa que te puede pasar. No está bueno verlo a tu hermano por última vez el día que te casaste, en ese amanecer que nos dijimos cosas tan lindas", confesó Nico en un móvil en vivo con Intrusos.

Según contó Vázquez, su vida cambió para siempre y empezó a valorar pequeñas cosas que antes, por la vorágine del medio, no se permitía. "Yo me quedo con ese amanecer, que era uno de los momentos más felices de mi vida. Nos dijimos cosas muy lindas y nos dimos un beso", destacó sobre la emotiva conversación que tuvo con Santiago.

"Soy muy creyente y sí me enojé con Dios al tratar de entender el porqué y el para qué. Nos hizo mierda (la muerte de Santiago), no tiene mucha explicación", confesó Nico Vázquez.

Una charla que también se extendió en aquellas vacaciones que terminaron de la manera más triste. "Cuando él estaba allá -en Punta Cana- hablábamos cuatro veces por día. La última vez que hablamos fue por un partido que gana River por la Copa Argentina. Hablábamos gol a gol y siempre nos decíamos cosas lindas", continuó Vázquez en un conmovedor relato.

"En mi casa se usa mucho el 'te amo' porque el 'te quiero' nos quedaba chico. Tengo todas las charlas que tuvimos en la cabeza, además de todos los WhatsApp que me quedaron. También tengo la suerte de haber tenido mucho contacto con él y muchas cosas que nos unen", agregó sobre la última vez que habló con Santiago.

Embed

Nico intentó en todo momento tratar de entender por qué tuvo que vivir esa situación y dijo que, a pesar de ser muy creyente, se enojó mucho con Dios.

“Día a día trato de aceptar lo que nos pasó como familia. Hoy tengo que sostener a mi mamá, a mi papá. Me permito que me pase lo que me pase, y no planifico mucho. Es inevitable no preguntarse el porqué. Y es inevitable intentar entenderlo. Cuando perdés a alguien tan joven, es inexplicable. Me ayudó mucho la terapia. Empecé con bronca pero me equilibró. Pero nunca me enojé y dije 'por qué a nosotros', porque sería muy egoísta. Soy muy creyente y sí me enojé con Dios al tratar de entender el porqué yel para qué. Nos hizo mierda (la muerte de Santiago), no tiene mucha explicación", continuó.

Embed

La muerte que lo golpeó a Nico le hizo entender y empezar a explicarse un montón de cosas que antes no eran tenidas en cuenta. Su vida, hoy, no es la misma. "Esto se lo digo a mucha gente porque uno a veces hace quilombos por tantas cosas. Uno se enoja porque hay mucho tránsito o por cualquier pavada, o la familia. Hay que vivir todos los días de la mejor manera posible, ser pacientes, no enroscarse", aconsejó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados