De regreso a Buenos Aires esta viernes por la tarde, el Muñeco traerá en sus valijas además del objetivo cumplido de ser el mejor del grupo y seguramente el mejor de la Copa, el dato invalorable que varios suplentes pueden ser titulares.

Cuando el Muñeco dice “acá no hay dos equipos, hay uno sólo”, hace referencia a una idea con la que batalla hace tiempo: los titulares son mejores por presión de los suplentes. Por eso cuentan en la intimidad que “hay varios que quieren jugar hasta en los picados de la semana”. Ante Melgar y ante Emelec la semana pasada, el DT festejó no solamente los puntos y la clasificación. La alegría tiene algunos nombres propios: Arturo Mina, Camilo Mayada, Joaquín Arzura y Marcelo Larrondo.

Hasta hace poco tiempo, el Muñeco no encontraba tantas variantes en el banco y solamente Mora parecía dispuesto a darle trabajo a la hora de la elección de jugadores, pero ahora la levantada de algunos lo hacen pensar que tiene un banco con muy buen nivel por si surgen lesiones o bajos rendimientos. El caso Mayada es un buen punto, ya que el uruguayo viene de varios partidos a buen nivel y con la lesión de Casco le resolvió un problema al equipo jugando de lateral por la izquierda. Lo hizo bien en La Boca y fue la figura con Melgar, con un gol y una asistensia.

En lo que va del semestre, Mayada primero reemplazó a Rojas, que llegó sobre la hora, luego a Moreira cuando se fue a la selección paraguaya y ahora lo hace con Casco. Tiene 10 partidos en el año, 2 goles, 674 minutos y 7 partidos ya de titular. A la buena planilla de Mayada hay que agregarle que antes era irregular y ahora hace tres presentaciones que mantiene su nivel y lo mejora. Casco, que posiblemente no juegue hasta el final del torneo, tiene quien le cuide el lugar. Mayada, además, le dio a Gallardo polifuncionalidad, y si bien eso no lo ayudó, en momentos puntuales le sirvió. Ahora, tras más de dos años en el club y con 81 partidos, tiene su momento para afirmarse en la base del equipo.

LEA MÁS:

El caso de Mina es de menor continuidad y se notó que no haber jugado en lo que va del año, tras un primer semestre donde la rompió, le jugó en contra. Ahora que está teniendo minutos mejora y ante Melgar estuvo cerca del gol y defendió bien. Es probable que le termine ganando el lugar a Lollo en el banco de suplentes, luego de tener anoche su primer juego de titulares en el semestre. Con Maidana muchas veces entre algodones y arriesgando, Gallardo necesita alternativas.

Larrondo es otro que a pasos cortos y firmes demuestra que se puede adaptar al equipo. Ahora que Iván Alonso no está jugando, el ex jugador de Central que tantos problemas de lesiones tuvo juega cada vez mejor. Lleva tres partidos en el año, y si bien aún no completó 90 minutos, ni anotó goles, se lo observa cada vez con mejor juego y coordinación, al punto que ya es un jugador que está en la lista de 18.

Finalmente, Arzura, le está dando al equipo algo de la batalla y la presión alta que suele darle Ponzio. El capitán de River es el que menos presión siente de los suplentes porque desde hace rato Gallardo no consigue tener una alternativa en buen nivel. Probó con Domingo y está sumando a Arzura que volvió a tener un buen partido y quiere meterse en los que entran a la lista de los 18. Tiene 3 partidos de titular, los últimos dos por la Copa completó los 90 minutos y lo hizo de buena manera.