Las negociaciones entre la dirigencia y el jugador no serán fáciles pero ya empezaron, y las partes tienen la voluntad de hacerle caso a Gallardo, quien pidió casi a los gritos que el volante no se vaya y que el que lo quiera pague los 15 palos de la cláusula

Por primera vez en el año y tras los pedidos de Marcelo Gallardo para que no se les ocurra vender a Nacho Fernández, la dirigencia de River se sentó con los representantes del jugador y empezaron el camino de las charlas para evitar que la seducción de las ofertas del exterior haga tambalear el deseo del Muñeco para contar con el zurdo conductor del equipo.

Tras la venta de Palacios, una salida de Nacho podría hacerle un mal muy grande al funcionamiento del equipo tras un año donde Fernández fue uno de los que más jugó y uno de los goleadores. Por eso, el Muñeco dijo que pongan los 15 palos si se lo quieren llevar y además le pidió a la dirigencia que le ofrezcan un nuevo contrato para que nadie lo tiente.

En eso andan las partes negociando un nuevo vínculo que se acerque las necesidades del jugador por asegurar su futuro y del club por no desarmar el equipo para ganar la Superliga. Nada es fácil, porque entre los 29 años del jugador que aún no jugó en el exterior y la economía del club con el dólar blue por encima de los 80 pesos, los puentes y puntos de contactos serán largos. River juega con la idea que no habrá ofertas por la cláusula gatillo, y el jugador con la necesidad de aprovechar el momento y hacer la diferencia que aún no pudo hacer en su carrera tal como ya lo dijo públicamente.

ADEMÁS:

Paolo Guerrero da por cerradas las negociaciones con Boca

El otro gran problema es que River es dueño de solo el 75 por ciento de su pase, lo que hace que una venta no le solucione mucho y menos aún le haga juntar dinero para conseguir un jugador de esas características. De modo que el ofrecimiento de años y montos tiene que estar cerca de lo que podrían pagarle en un mercado como el brasileño, desde donde ya tentaron al volante con una oferta de 7 millones que hizo el Inter del Chacho Coudet y que fue rechazada por el club.

Ayer empezaron las charlas y las partes dicen qué hay buena predisposición para acordar un nuevo contrato, que vence en junio del 2021 y que intentarán que se extienda hasta el 2024. La prioridad es esa para Gallardo, y por eso ya en la primera semana de enero hubo reuniones. El tiempo dirá cuánto de los deseos y los intereses logran juntarse para que el jugador siga en el club.

En otro orden de cosas, el plantel millonario se entrenó esta mañana en el predio El Desafío con trabajos físicos y tareas con pelota en espacios reducidos, y por la tarde repetirá la rutina de cara al amistoso del próximo sábado frente a Nacional en la ciudad de Maldonado.

Por su parte, el lateral izquierdo Milton Casco se vuelve a entrenar de manera diferenciada por una lumbalgia que sufrió en el entrenamiento que se llevó ayer a la mañana y que lo dejó en reposo durante el entrenamiento del turno tarde.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados