Son cifras de este año, en la que los episodios de golpizas, insultos y malos tratos en los trabajos y hasta crímenes mostraron un preocupante crecimiento. Para el titular de la CHA, "hubo un gran retroceso en los últimos años"

El lunes por la noche, en una plaza del barrio porteño de Villa Urquiza, dos jóvenes varones que están comenzando una relación sentimental compartían un rato juntos, que incluyó besos. Esto último resultó un elemento intolerable para un sujeto violento y homofóbico, que los agredió con un látigo, provocándoles heridas. El hecho no es aislado, ya que en lo que va de 2019 los ataques con estas características aumentaron más del 30% respecto al año anterior, con episodios de golpizas, insultos, malos tratos en los trabajos y hasta crímenes.

Desde la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), su titular César Cigliutti, sostuvo en diálogo con POPULAR que "lamentablemente, estos últimos cuatro años terminan con un 2019 plagado de situaciones horribles para quienes formamos parte de la comunidad homosexual", precisando que "se retrocedió muchísimo socialmente, a partir de una mirada gubernamental repleta de prejuicios y sin políticas públicas, aunque se debe rescatar todo el trabajo de las personas de la sociedad civil, que resistieron con muchísima valentía, poniendo el cuerpo en marchas y con ideas ante estos tiempos de restauración del odio hacia la diversidad".

El hecho mencionado involucró, tal como se informó en la edición de ayer, a dos jóvenes que se besaban en una plaza situada en la calle Holmberg al 2500. "Váyanse, son unos desubicados", les gritaba el agresor, un hombre de unos 55 años, según contó Brian, un joven de 27 años que es uno de los damnificados. Todo terminó cuando uno de los jóvenes, gracias a sus conocimientos de artes marciales, logró reducir al agresor. El otro integrante de la pareja recibió algunas heridas sangrantes de latigazos, sobre todo en las piernas, pero se encontraba en buen estado.

La realidad indica que estos sucesos no son aislados. "No tenemos buenas noticias respecto a los hechos de odio homofóbico de 2019. Crecieron las denuncias, como también la cantidad de casos que no se registran penalmente o en organizaciones civiles. Se observa esa restauración en las redes sociales, con insultos de todo tipo, que creíamos ya superados. Es casi imposible explicar esto, que se replica en hechos concretos en la calle, los medios de transporte, los trabajos y los hogares. Veníamos con una media de crecimiento interanual del 20%, pero este 2019 supera todo, con más del 30%. Cierra un ciclo de cuatro años de gestión del presidente Mauricio Macri realmente oscuros para quienes integramos la comunidad homosexual", dijo Cigliutti.

"Cuando hay situaciones de sangre, como el de los chicos en Villa Urquiza, se pone en superficie una situación realmente alarmante. Lo que retrocedimos es espeluznante. Lo dijimos en la campaña de 2015, con aquel concepto de ‘Amor sí, Macri no’. Lo que intentamos decir era todo esto que pasó desde entonces, con un Poder Ejecutivo sin políticas públicas para el colectivo homosexual. Al contrario, alentando el paradigma de la intolerancia a la diversidad", señaló el referente.

En ese mismo sentido, Cigliutti reflexionó sobre "lo peligroso que resulta que se venga intensificando el consenso social de que las personas homosexuales somos monstruos, degenerados, anormales y un largo etcétera, pero todo viene directamente vinculado con un momento histórico que estuvo encabezado por un presidente manifestando que la homosexualidad es una enfermedad, entonces todas las derivaciones no pueden ser otra cosa que espantosas".

"No puedo dejar de mencionar el crecimiento de las iglesias evangélicas, que salvo contadas excepciones, contribuyeron muchísimo con los mensajes de odio a sus seguidores -dijo el dirigente social-. De la iglesia católica, con dinosaurios como el obispo Héctor Aguer, sabemos sus ideas desde siempre. Pero los últimos años se sumó el odio de los evangelistas".

Por último, Cigliutti destacó que "en pocos días, asume un nuevo gobierno, y desde la comunidad estamos con muchísima esperanza de comenzar a revertir este presente violento, intolerante, con políticas públicas que le digan basta al odio, y se desarrollen con amor por una sociedad justa, igualitaria y con las violencias erradicadas".

ADEMÁS:

Asesinaron con más de 70 puñaladas a un activista por los derechos LGBT

"En Uruguay no vamos a retroceder ni un paso en el avance de derechos LGBT"

Aimee, discriminada y despedida por ser trans, lleva su caso a la Corte de los Estados Unidos

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados