El Sumo Pontífice argentino envió una carta para "asegurarles mi compañía espiritual" y la misma fue leída por el obispo de Mar del Plata que brindó un oficio religioso en el lugar del crime

Más de un millar de personas participaron de una misa celebrada frente al boliche Le Brique en la ciudad de Villa Gesell, en el sitio donde fue asesinado a golpes Fernando Báez Sosa, para reclamar por el fin de la violencia y que se haga justicia, en el que se destacó la lectura de un mensaje enviado, especialmente, por el Papa Francisco.

Entre vecinos y turistas que eligieron la segunda quincena de febrero para sus vacaciones se sumaron a la convocatoria, portando carteles con leyendas como "justicia por Fernando" y "no fue una desgracia, fue un crimen", en una concentración que se registró en Avenida 3 y Paseo 102.

El pedido de justicia por el homicidio que sacudió a Villa Gesell en plena temporada de verano se amplificó con una fuerte carga emotiva en una misa presidida, en el lugar del crimen por el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre. A un costado del escenario y sin hacer declaraciones, estuvo presente el intendente local, Gustavo Barrera.

El religioso, quien durante dos años fue párroco de Villa Gesell, leyó un mensaje enviado especialmente por el Papa Francisco el último domingo de cara a esta misa "al cumplirse un mes del asesinato", y brindó su "compañía espiritual" ante este momento.

"El querido Papa Francisco se hace presente en este momento de oración profunda", señaló el obispo Mestre y llamó a todos los presentes a ser "artesanos de la paz". "Rezamos de corazón por el eterno descanso de Fernando. Abrazamos a sus padres desde lo más profundo de la fe", dijo al iniciar la ceremonia, mientras la gente se sumaban a la convocatoria.

carta francisco

El obispo realizó un pedido "por verdad y justicia por Fernando y por todas las víctimas de la violencia, que tanto mal le hace a nuestra patria" y pidió "comprometernos desde nuestro lugar para ser artesanos de la paz".

"Desde este lugar donde fue asesinado, oramos de corazón por todos y cada uno de los que son y han sido víctimas de la violencia’, aseguró, y expresó su solidaridad con ‘este dolor que taladra", como expresó la madre de la víctima, Graciela Sosa, al hablar en el acto central frente al Congreso nacional.

En la misma línea, manifestó su pedido de "justicia y no violencia", y definió el crimen del joven como un acto de "violencia dramática y brutal". "El pedido de verdad y justicia van de la mano, con esta reacción de luchar contra la violencia, con sus pancartas, con la única forma que es la paz", aseguró el titular de la diócesis marplatense, que abarca a la Iglesia de Villa Gesell.

En medio del silencio de la concurrencia, Mestre pidió "que nunca más haya un Fernando", al mismo tiempo que uno de los concurrentes exhibió un cartel con la leyenda: "Diez asesinos fueron por tu vida, millones de argentinos vamos por justicia", mientras que otro escribió: ‘No falleció, lo mataron. No hubo pelea, lo emboscaron. No fue una desgracia, fue un crimen’.

En el lugar fue bendecida además una rosa tallada de cobre donada por el artista Juan Carlos Pallarols, que permanecerá en la parroquia local en memoria de Fernando.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados