El proceso de desprendimiento del témpano se inició en 2019 y finalizó este viernes según se observó a través de un satélite argentino.

Un gran témpano de unos 1.270 kilómetros cuadrados, aproximadamente seis veces la ciudad de Buenos Aires, se desprendió de la Antártida el viernes pasado, casi diez años después de que los científicos detectaran las primeras grietas en el hielo. Aún permanece junto a la barrera y su desplazamiento ha sido de unos pocos cientos de metros.

El bloque de hielo, que se separó del resto del casquete en la madrugada del viernes, se sitúa a menos de 20 kilómetros de la estación británica Halley VI, donde trabajan 12 científicos que fueron evacuados con anticipación a mediados de febrero, informó el centro de investigación polar British Antarctic Survey (BAS). "Nuestros equipos llevan años preparándose para que un iceberg se desprenda de la plataforma de hielo de Brunt", explicó en el comunicado la directora del BAS, Jane Francis.

El proceso de desprendimiento se inició en 2019 y finalizó este viernes, según observaron los especialistas a través de las imágenes captadas por un satélite argentino. Así lo informó este viernes la Dirección Nacional del Antártico, que depende del Instituto Antártico Argentino, en su cuenta oficial de Twitter.

Embed

Se trata del tercer gran abismo que se ha formado en la última década en la plataforma Brunt, que es la protuberancia flotante de glaciares que han fluido de la tierra hacia el mar de Weddell, al sur del Océano Atlántico. Para la científica británica Francis, hay dos opciones: "O el iceberg se aleja o encalla y se queda cerca de la plataforma de hielo de Brunt".

Esta barrera de hielo ha experimentado un lento proceso de ruptura denominado “calving”, desde que comenzó su monitoreo en el año 1915. El fondo marino debajo y en los alrededores de la barrera de hielo Brunt presenta un banco submarino denominado McDonald Bank. El avance de la barrera frente a dicho banco ha generado el levantamiento de hielo, mostrándose en dicha zona gran cantidad de grietas.

Aún quedan sectores de la misma barrera con potencialidad para convertirse en témpanos de grandes magnitudes e incluso mayores que el de reciente desprendimiento. Esto indica que se deberá continuar la vigilancia sobre la región, especialmente considerando que es una zona de tránsito del rompehielos de la Armada Argentina para el reaprovisionamiento de la base más austral de nuestro país, la Base Antártica Conjunta Belgrano II.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados