Los insumos "aumentaron de forma desmedida en las últimas semanas y hay algunos que directamente faltan y son difíciles de conseguir, como los barbijos tricapa", advirtió una especialista.

Especialistas alertaron que los servicios odontológicos triplicaron sus precios producto de la pandemia de coronavirus COVID-19, al tiempo que indicaron que crecieron las consultas telefónicas y online por miedo de contagiarse en los consultorios.

El temor por el COVID-19 invadió la cotidianeidad de la gente: mientras crecen los números de casos y muertos en nuestro país, el miedo a salir de casa es cada vez más grande, incluso para atenderse con los profesionales de la salud.

Y, junto a la pavura, también los productos y servicios son cada vez más caros. Según la doctora Patricia Berro (MN 15763), odontóloga recibida en la UBA, los insumos odontológicos "aumentaron de forma desmedida en las últimas semanas y hay algunos que directamente faltan y son difíciles de conseguir, como los barbijos tricapa que usamos normalmente los odontólogos".

Por este motivo, sentenció: "Con el tema del coronavirus nos vimos obligamos a aumentar las medidas de bioseguridad en los consultorios, por lo que en algunos lados se está cobrando hasta 3 veces más de lo que valía antes de la pandemia".

"Los odontólogos se ven obligados a trabajar con mascarillas, botas, cofias y camisolines que antes no se utilizaban en la práctica diaria. Esto encarece demasiado el servicio odontológico general", indicó Berro en diálogo con Diario Popular, en tanto que agregó: "En mi caso, que soy parte del grupo de riesgo, no puedo atender pacientes y tuve que derivar a profesionales cercanos y de confianza, quienes me aclararon lo complicado que está el sector".

Consultas telefónicas

Por otro lado, la odontóloga precisó que crecieron "las consultas telefónicas y por internet, aunque, de todas formas, no se pueden solucionar los problemas porque telefónicamente no se puede diagnosticar".

"Se les puede orientar a qué pueden hacer para no exponerse y, en muchos casos, la gente está temerosa de ir a lugares en las que no se cumplan todas las normas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19", indicó.

Asimismo, detalló que los pacientes "están preocupados en cuanto a que se pueda propagar la pandemia a través de la atención odontológica, lo que supone que, entre paciente y paciente, debemos hacer el aseo general con lavandina en las proporciones indicadas por los infectólogos, entre otras medidas preventivas, lo cual lo hace muy engorroso pero necesario. También, tenemos que evitar que se acumulen pacientes en la sala de espera para poder cumplir con la norma de metro y medio como mínimo entre persona y persona".

"Sin embargo, las salas de espera no están preparadas para tal distanciamiento. En general, las distancias son más cortas y se nos hace más difícil combinar horarios para que no se encuentren dos pacientes juntos", añadió.

Precaución

De esta manera, Berro insistió en la precaución, ya que el "virus es nuevo y no sabemos totalmente cómo es su comportamiento".

"Tenemos que extremar las medidas precautorias como si cada paciente fuera un eventual portador del virus y como si nosotros también lo fuésemos. Esa es la única forma segura de poder atender a los pacientes, según mi criterio", expresó.

En cuanto a la seguridad de los odontólogos, señaló que se encuentran muy "expuestos al virus porque trabajamos a menos de un metro del paciente" y, por ejemplo, usan "elementos como el spray que emana la turbina odontológica y puede salpicar a veces, lo cual nos expone más al coronavirus".

Cabe rememorar que los profesionales de la salud se encuentran exceptuados del decreto del aislamiento social, preventivo y obligatorio realizado por el Gobierno nacional para atenuar el avance del COVID-19 en la Argentina. No obstante, muchos de estos profesionales recurrieron a herramientas online para poder atender a sus pacientes, en tanto que los que se encuentran dentro de la población de riesgo (ya sea por edad o por problemas de salud), optaron por derivar a sus pacientes.

Finalmente, la odontóloga les aconsejó a los pacientes que "no se automediquen, porque lo más común es tomar un antibiótico, lo cual puede ser muchas veces perjudicial".

"Por ende, tiene que ir a los centros de atención primaria como los hospitales odontológicos y solo en casos de emergencia", concluyó.

ADEMÁS:

Ex infectado: "Ya somos muchos los recuperados"

"Seamos Uno", la iniciativa solidaria para ayudar a 4 millones de argentinos

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados