Desde hace 20 años, German Bermúdez es árbitro en las categorías de ascenso del futbol argentino. Pero además comparte esta profesión con su labor como locutor profesional y como cantante, a través de recitales de tributo a Joan Manuel Serrat

Cuando hace más de 30 años el Nano Joan Manuel Serrat cantaba “Los locos bajitos”, le hacía un guiño al fútbol, un deporte que es su pasión a partir de su fanatismo por el Barsa. Allí decía “niño, deja ya de joder con la pelota”, y hablaba de algo común a la infancia más allá de las fronteras.

Por aquellos años, un joven nacido en Floresta, que asomaba a la adolescencia, y que mataba algunas tardes jugando al fútbol con sus amigos, accedía en forma casual a la letra de una canción de ese catalán que para él aún era un desconocido: “Cada loco con su tema”.

A partir de ahí, Germán Bermúdez (43 años, casado con Gabriela y con un hijo de su pareja al que adora como propio) abrió las puertas de un mundo nuevo en su sensibilidad e ingresó en un viaje sin retorno al mundo Serrat, a tal punto que con el tiempo aprendió todas sus canciones y de a poco, armó un repertorio con canciones en castellano y también en catalán del autor de “Mediterráneo”, que le sirvió de base para presentar shows de tributo al Nano en distintas salas del país.

Pero Bermúdez - quien además es locutor recibido del ISER- no es solo un cantante que versiona a Serrat, ya que desde hace más de 20 años es árbitro de fútbol, y actualmente dirige partidos en la B Metropolitana, profesión que dice haber abrazado “por un sentido de identificación con la justicia” y asegura no ser un futbolista frustrado. “Simplemente- reconoce- no tenía condiciones para serlo”.

Tras haber dirigido más de mil partidos en casi todas las divisiones de la AFA , desde los regionales hasta la Copa Argentina, con la ilusión de algún día poder dirigir en la Superliga, Germán comenta que “mi vinculación con el fútbol me viene de chico, ya que mi papá era jefe de prensa en Vélez, y yo a los 16 años fui La Voz del Estadio allí, y me ocupaba de buscar la formación de los equipos y las ternas arbitrales”.

Por aquellos años los referentes de Bermúdez fueron jueces como Juan Carlos Loustau, Mastrángelo y Lamolina, y señala que “la actividad me llamó la atención, así a los 18 hice el curso, y me recibí a los 20, soy de la primera generación de la escuela de la Asociación Argentina de Arbitros, y egresé junto a entre otros Patricio Loustau y Hernán Maidana”.

A los 22 años Bermúdez entró a dirigir en la AFA, era 1988. Hoy, Germán Bermúdez dirige en la B Metro, una categoría difícil por el fútbol de roce y contacto que propone, y recuerda que “mi debut en AFA fue en la reserva de Talleres de Escalada con Defensores de Belgrano en cancha de Temperley, fue en marzo del 98. Al poco tiempo pasé a dirigir juveniles, en 2002 debuté en la D, en 2004 en la C, y desde 2008 dirijo en la B Metro, aunque hice varios partidos en el Nacional B, desde el 2011.

Germán rememora como un hito un partido por la Copa Argentina. “Fue- relata- en Catamarca, jugaba Huracán, por entonces en la B Nacional, con Excursionistas, ganó el de Nuñez por penales, y tuve el gusto de conocer al Hueso Houseman, que era hincha de los dos equipos”. Además, ostenta el placer de “haber dirigido los preliminares de Boca- River y de Central -Newell’s a cancha llena, fue algo muy fuerte y lo más cercano al fútbol más grande que viví”.

¿Cómo se prepara un árbitro? “Hay que prepararse, a partir de vocación y amor, no la sostenés si no la disfrutás, para la gente es raro, es un ambiente hostil, pero somos los encargados de administrar justicia entre pares, es un laburo que no perdona fiestas ni reuniones familiares, cuando te toca dirigir tenés que estar, sea el día que sea”.

Además de todo, también docente

Locutor egresado de ISER en 1996, Germán Bermúdez tiene una voz que se denota preparada para el micrófono. Trabajó en el noticiero de Crónica TV, en Canal 26, y en la Oral Deportiva, donde hacía la locución comercial junto a Ernesto Cherquis Bialo los domingos”.

Señala que “también de a poco me fui abriendo camino como locutor independiente, esto implica que hago conducción de eventos, publicidad, y fiestas empresariales, y creo que esta profesión puede ocupar un espacio mucho más amplio en mi vida cuando me toque dejar el referato”.

Como si ser locutor, cantante y árbitro fuera poco, Bermúdez también se dedica a la docencia. “Es una actividad que me gusta mucho, nosotros como jueces seguimos haciendo cursos permanentes, y también doy clases a los aspirantes a nuevos árbitros en la asociación, me llena mucho transmitir conocimientos. Además los árbitros debemos retirarnos antes de los 50 y uno tiene que pensar en lo que hará luego del retiro”. En materia musical, más allá de Serrat, Germán disfruta de muchos géneros. “Me gusta mucho el tango, el folklore y el rock nacional e internacional, no entiendo la vida sin música, porque cada canción te traslada a algún momento de tu vida”.

Pudo conocer a su ídolo y el Nano le regaló un disco

La identidad de Germán con Serrat (en la foto junto a él), nació en su adolescencia. Cuenta que “a los 14 años una compañera mía del secundario trajo un cancionero, me detuve en una canción, “Cada loco con su tema”, de Joan Manuel Serrat. Yo no lo conocía, y lo descubrí de a poco. Empecé a averiguar, y también a vivir cosas que tenían que ver con sus letras, y me identifiqué enseguida con su filosofía de vida”. Germán comenzó a cantar los temas de Serrat gracias a un amigo que le grababa casetes.

serrat

“De a poco logré acercarme a su estilo y forma de cantar. una vez en un evento del ISER, probando sonido con el pianista Sebastián Emlek, empecé a entonar Pueblo Blanco y otro tema, y me sugirió armar un espectáculo de tributo y presentarlo en casas de cultura”.

Así comenzó esta aventura que generó actuaciones por distintos barrios, “hicimos shows a la gorra y hasta llegamos al Tortoni, al teatro Roma y al interior”, aclara que “ya tenemos un repertorio de 300 canciones, también, grabamos 7 discos además de uno en catalán, idioma que aprendí en el Casal de Catalunya. Incluso hace poco estuvimos tocando en una ciudad cercana a Barcelona, con gran aceptación”.

Actualmente la banda la integran, además de Germán y Emlek, Fabio Pérez en guitarra y Federico Cáceres en percusión, y anuncia con entusiasmo que el 16 de este mes estarán tocando en La Plata y el domingo 24 en el barrio de Flores, y cuentan con un FB de Tributo a Serrat.

Como muchos sueños, Germán pudo cumplir el suyo de conocer a su gran referente. En una ocasión pudo obsequiarle un DVD con un show suyo, y el Nano le retribuyó con un disco autografiado y reconoció su labor.

ADEMÁS:

Pablo armó su rincón de arte entre los bosques y el mar

Cecile, una elegida para darles vida y voz a sus criaturas

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados