Desde la OMS llamaron a "cambiar las cosas" y que la mayoría de las vacunas contra el coronavirus dejen de ir "a países ricos" y vayan "a aquellos más pobres".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) exigió este miércoles a los países ricos que suspendan "por lo menos hasta fines de septiembre" sus planes de otorgar una tercera dosis contra el coronavirus, avalado por las grandes farmacéuticas con el argumento de frenar la expansión de la variante Delta, e instó a donar esas vacunas a aquellos Estados que tienen más dificultades en el acceso. "Necesitamos cambiar las cosas urgentemente: que la mayoría de vacunas dejen de ir a los países ricos para que vayan a los pobres", declaró en conferencia de prensa el director General del organismo sanitario, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En este marco, señaló que la suspensión de esta inoculación de refuerzo tendría que durar "al menos hasta finales de septiembre" para de este modo "permitir así la inmunización de al menos el 10% de la población de cada país" para fin de este año.

La desigualdad actual hace que en los países de ingresos bajos solamente se haya administrado 1,5 dosis cada 100 personas, mientras esa cifra sube a cerca de 100 dosis cada 100 habitantes en los ricos. Puesto de otra forma, mientras Europa tiene vacunada a más de la mitad de su población y Estados Unidos a cerca del 70%, solo el 2% de los habitantes de África tienen la pauta de vacunación completa y el 5% recibieron una dosis.

Lejos de avanzar en achicar esa brecha a través del mecanismo Covax por ejemplo -una iniciativa que promueve mejorar el acceso de los fármacos a través de donaciones de fondos y vacunas- los Estados más poderosos siguen firmando contratos bilaterales para adquirir inoculantes contra el coronavirus para sus ciudadanos.

ADEMÁS:

La vacuna Sputnik V se podrá combinar con las de AstraZeneca y Moderna

Coronavirus: 300 muertes y 13.736 nuevos casos

Sin ir más lejos, la Unión Europea (UE) anunció que rubricó un convenio con la farmacéutica estadounidense Novavax para comprar de forma anticipada 200 millones de vacunas a partir del momento en que sea aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, el ente regulador del bloque.

Es que muchos de los países que avanzaron de forma acelerada con su campaña de inmunización ya están pensando en administrar una tercera dosis a toda su población o a un sector, principalmente ante el avance de la variante Delta del coronavirus, considerada más contagiosa. Israel fue el primero en ofrecer una dosis de refuerzo para los mayores de 60 años que recibieron la última inyección hace por lo menos cinco meses.

"La decisión se basó en una investigación y un análisis considerable, así como en el aumento y el riesgo de la variante Delta. Israel ya administró a 2.000 personas inmunodeprimidas con una tercera dosis sin efectos adversos graves y ahora estamos lanzando una campaña nacional", argumentó el primer ministro Naftali Bennet.

Las autoridades alemanas ya anunciaron una medida similar para personas inmunodeprimidas, adultos mayores y el personal sanitario que trabaje con estos colectivos, lo que empezará a ponerse en marcha a principios del mes próximo. Francia y Reino Unido planean hacer lo mismo, según medios locales, ante la expansión de la variante Delta que incrementó el número de casos, pero no de fallecidos gracias justamente a la inmunización actual.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados