La enorme erupción en Indonesia arrojó gruesas columnas de humo y ceniza a más de 12.000 metros de altura. Intensifican tareas de rescate.

Al menos 13 personas murieron y casi un centenar resultaron heridas después de que el volcán Semeru, en el sureste de la isla indonesia de Java, entrara en erupción el sábado por la tarde. Autoridades informaron también que cientos de personas se encuentran desaparecidas.

La repentina erupción el sábado de la montaña más alta de la isla de Java tomó por sorpresa a los lugareños y provocó la huida de miles de personas, con cientos de alojados en refugios improvisados.

La enorme erupción arrojó gruesas columnas de humo y ceniza a más de 12.000 metros de altura.

El volcán dejó al menos 11 pueblos del distrito de Lumajang cubiertos de ceniza volcánica, sumergió casas, mató ganado y forzó a 900 personas a refugiarse en mezquitas, escuelas y otros edificios públicos.

Embed

"El balance de muertos ahora es de 13 personas. Los socorristas encontraron más cuerpos", dijo a AFP el portavoz de la agencia de gestión de desastres naturales (BNPB) Abdul Muhari. El balance anterior era de un deceso.

Dos de las víctimas fueron identificadas, explicó más tarde en un comunicado. Además, diez personas fueron rescatadas en la zona de Lumajang, en la provincia de Java Oriental, añadió Muhari.

La BNPB indicó que al menos 57 personas resultaron heridas en la erupción, 41 de ellas por quemaduras. El presidente indonesio, Joko Widodo, ordenó una respuesta de emergencia rápida para encontrar a las víctimas y tratar a los heridos.

ADEMÁS:

Grecia: El Papa Francisco cerca de los refugiados

Imágenes del momento de la erupción muestran una gigantesca nube de humo sobre el volcán que se avecina hacia una localidad cercana cuyos habitantes huyen desesperados.

La lava destruyó al menos un puente en Lumajang, con lo que hay zonas donde los equipos de rescate no pueden llegar. Los servicios de emergencia de un municipio afectado publicaron un video con los tejados de las casas sobresaliendo de una capa de lodo que las destruyó.

Este domingo, las evacuaciones se suspendieron temporalmente a causa de las nubes de ceniza, según la cadena indonesia Metro TV.

También hay riesgo de que las fuertes lluvias hagan que los sedimentos de ceniza formen un nuevo río de lava caliente, advirtió el popular vulcanólogo indonesio Surono en esa cadena.

La mayoría de las víctimas murió justo después de la erupción, alcanzadas por la lava en sus aldeas, explicó el portavoz de la agencia de orden público de Lumajang, Adi Hendro.

A finales de 2018, la erupción de un volcán en el estrecho entre las islas de Java y Sumatra provocó un desprendimiento de tierras submarino y un tsunami que mató a más de 400 personas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados