El presidente yanqui consideró que su par de Moscú “dice de verdad” que no hubo involucramientos en las últimas elecciones y se mostró optimista sobre mejores relaciones con el Kremlin.

Donald Trump destacó ampliamente ayer las desmentidas de su homólogo ruso Vladimir Putin sobre las acusaciones de injerencia rusa en la campaña electoral de Estados Unidos, dando a entender, luego de reunirse en Vietnam, que lo consideraba sincero.

“Me dijo que de ninguna manera se había entrometido en nuestras elecciones”, afirmó Trump a los periodistas que lo acompañaban en el avión presidencial Air Force One rumbo a Hanói ayer. “Realmente creo que si me dice esto es que lo dice de verdad”, añadió.

Por su parte Putin replicó denunciando “fantasías”.

“Todo lo que está vinculado al supuesto caso de injerencia rusa en Estados Unidos es la prueba de la lucha política interna en ese país”, dijo Putin en Danang, asegurando que se trata de “fantasías”.

“No sé nada, decididamente nada”, insistió. Los jefes de los servicios de inteligencia estadounidenses afirmaron ante el Congreso que Rusia había intentado influenciar la campaña presidencial para favorecer a Trump.

Poco después, a bordo del Air Force One, Trump dijo a periodistas tener “una buena relación” con Putin, con quien tuvo “dos o tres discusiones muy breves” al margen de la cumbre.

“Cada vez que lo veo me dice que no lo hizo y creo realmente que cuando me dice eso es que lo piensa”, añadió.

“Creo que se sintió insultado” por esas acusaciones, agregó. “Y ello no es bueno para nuestro país”, dijo, subrayando que tener buenas relaciones con Moscú permitiría avanzar en temas cruciales como Corea del Norte.

En Danang, durante la cumbre del foro de cooperación Asia Pacífico (APEC), los intercambios entre los dos hombres fueron objeto de intensas especulaciones.

Las sospechas de colusión entre el entorno de Donald Trump y el Kremlin, y una serie de diferendos entre los dos países, complicaron considerablemente las relaciones entre los dos presidentes.

El caso que envenena el primer año de mandato de Trump conoció un giro repentino con la inculpación a fines de octubre de tres ex asesores del presidente.

Entre ellos su ex director de campaña Paul Manafort, que se encuentra en arresto domiciliario.

Trump y Putin tuvieron hasta ahora un sólo verdadero encuentro: en julio en Alemania al margen del G20.

“El comportamiento del presidente estadounidense es extremadamente correcto y bondadoso”, consideró Putin que se mostró sonriente con Trump en sus rápidos intercambios durante la APEC.

Sin embargo, “las relaciones entre Rusia y Estados Unidos todavía no han salido de la crisis”, admitió Putin, matizando que “estamos dispuestos a pasar página e ir hacia adelante”. “Queremos tener relaciones armoniosas con Estados Unidos”, subrayó el presidente ruso. En campaña, Donald Trump alabó varias veces al presidente ruso. “Tendremos una formidable relación con Putin y Rusia”, repitió varias veces. Putin y Trump hablaron rápidamente sobre Siria “y están de acuerdo en decir que el conflicto en Siria no tiene una solución militar”, según los términos de un comunicado conjunto.