El triunfador fue Mosinet Geremew, que estableció una marca record y llegó a la meta con su compatriota Bedan Karoki pisándole los talones. Julián Molina se consagró campeón nacional.

El etíope Mosinet Geremew ganó ayer los 21K de Buenos Aires por un segundo de ventaja y con récord incluido en el tradicional medio maratón, mientras que el entrerriano Julián Molina fue el argentino más rápido y se consagró como campeón nacional. en una competencia (ver aparte) que tuvo su costado trágico con la muerte de un competidor. Detrás de Gerenew llegó el keniata Bedan Karoki en un ajustado final ya que sus marcas fueron 59m49 y 59m50, en tanto, el tercero en arribar fue el keniata Lawrence Cherono, con un tiempo de 1h01m58.

Por su parte, Molina logró un tiempo de 1.04.19 por delante de sus compatriotas Eulalio Muñoz y Mariano Mastromarino y se destacó que el atleta entrerriano haya llegado cuatro minutos después que Geremew. Tras muchos días de trabajo, Molina logró juntar el dinero para viajar a Buenos Aires y consagrase como campeón argentino. Para llegar correr los 21K vendió más de 40 docenas de empanadas de verdura y carne, que preparaba una vez por semana y trabajó de mozo los fines de semana. ‘Estoy muy contento, ahora estoy tranquilo, pero estuve muy ansioso’, reconoció Molina entre risas. ‘Mariano Mastromarino me ha ayudado mucho, marcó el ritmo y no dejó que me vaya. Hice pretemporada con él, yo sabía que él era muy fuerte’.

La media maratón porteña comenzó a las 7.30 en el cruce de la avenida Figueroa Alcorta y la calle Monroe y el objetivo de la 30 edición era llegar a la meta en menos de una hora, algo nunca antes alcanzado en esta carrera y que logró el etíope Geremew.

Esta nueva edición de los 21K de Buenos Aires contó con la participación de más de 20 mil personas, entre ellos 4.000 provenientes de otros países, al tiempo que tuvo la presencia del mejor especialista del mundo en la distancia, el keniata Bedan Karoki, que en un principio celebró pensando que había ganado, pero finalmente se determinó que arribó detrás del ganador, a un solo segundo de diferencia. También estuvieron varios de los mejores fondistas sudamericanos, como el brasileño Giovani dos Santos y la colombiana Kelly Arias. La organización estuvo a cargo de la Asociación Ñandú, que dispuso importantes mejoras en todo el dispositivo, en el que participó más de un millar de voluntarios entre equipos de fiscalización, aprovisionamiento, control médico, seguridad, hidratación. Además hubo música antes, durante y después de la prueba, y un nuevo operativo médico destinado a convertir al 21K de Buenos Aires en “la primera carrera cardioprotegida” del país.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados