Aunque son capaces de enfrentarse a todo, los felinos tienen miedos aunque no los demuestren .Por eso, para evitar estresarlos y hacerlos sufrir, debemos conocerlos.

A la hora de determinar el comportamiento de un animal, se debe recurrir a los veterinarios especializados. Ellos son quienes van más allá de la simple observación y elaboran estudios científicos que permiten adentrarse en la mente de las mascotas para conocerlas mejor y darles el trato que se merecen como seres sintientes que son.

En Estados Unidos hay reconocidos profesionales en esta disciplina y, particularmente, una veterinaria que no solo tiene una clínica de gran prestigio en la ciudad de Los Ángeles (California), sino también libros y artículos publicados y una enorme presencia en los medios. Se trata de la doctora Jill Godman.

Esa destacada especialista señaló que el miedo puede provocar estrés y ansiedad en los gatos y que suelen demostrarlo con un simple alejamiento de aquello que los atemoriza o con comportamientos extremos como "que se les estire el cuerpo hacia atrás, se les erice el pelo, se les arquee el lomo, se muestren agresivos, huyan o se escondan". Por ello, es fundamental que todo el que tiene un felino en su hogar, sepa las cinco cosas a las que los gatos tienen miedo.

gato con lomo arqueado y para atras.jpg

1 - Miedo a las personas y objetos desconocidos

Cuando llega un extraño al hogar en el que viven, los gatos lo perciben como una invasión a su espacio. Y además desconfían y lo sienten como un peligro potencial. Por eso, hasta que el propio animal tome confianza y se acerque al nuevo humano de su entorno, no se le debe presionar. El gato es independiente y astuto e irá aproximándose en la medida que determine que ese extraño no es una amenaza.

Además son ellos los que deciden quiénes les agradan y quienes no. Esto es porque perciben la energía de las personas.

Lo mismo sucederá con un nuevo mueble, artefacto y hasta un juguete que ingrese a la casa donde él reside. La primera actitud del gato es la desconfianza. Luego investigará al objeto y finalmente decidirá si lo acepta. No se lo debe presionar.

Gatos muy asustado debajo de una manta.jpg

2 - Miedo a dejar el hogar

Aunque son independientes y pueden escaparse por las noches, los gatos están apegados a sus hogares. Por ello, cuando salimos de casa y los llevamos con nosotros, sufren un terrible estrés. "Cualquier cosa que los aleje de su base de operaciones causa estrés", dice Goldman. Y advierte que no es recomendable llevarlos de vacaciones. Los felinos se sienten seguros en la casa donde viven, en la que tienen comida abundante y conocen el entorno en el que pueden aventurarse para luego volver a su refugio. Por eso, si se va de vacaciones es mejor dejar al gato en su casa al cuidado de alguien responsable. Y si se muda, el gato debe ir adaptándose al nuevo espacio de a poco. Al principio, es recomendable asignarle una habitación y mantenerlo allí con alimento y agua al menos durante las primeras 24 horas e ir luego habilitando su acceso a otras dependencias para que vaya conociendo el terreno y tomando confianza.

4-pasos-para-meter-un-gato-en-una-jaula.mp4
Gentileza de la Dra. Silvina Muñiz - Canal Vet

3 - Miedo a los ruidos fuertes

Los gatos temen a los ruidos, especialmente si son fuertes y continuos. Los especialistas señalan que su sentido del oído es tan agudo que pueden oír un ratón en un campo de fútbol y ubicarlo, con lo cual se puede imaginar lo que deben sentir frente a la música a todo volumen o frente al llanto de un bebe. La veterinaria Goldman explicó que cualquier ruido puede generar dolor y estrés en los gatos. Por eso -agregó- "las aspiradoras, el tránsito pesado, los ruidos de una obra en construcción, o el sonido alto de un televisor, los asusta con mucha facilidad". Incluso las tormentas pueden causar un gran estrés en los gatos.

4 - Miedo al Castigo

En opinión de Jill Goldman, la fuente más grave de estrés y ansiedad en los gatos es el castigo. “Golpear, castigar o cualquier actitud agresiva” es extremadamente perjudicial para el felino porque “pierde la confianza en quien le aplica el castigo”, señaló. Y advirtió: "si tiene problemas con el comportamiento de su gato, castigar nunca es la respuesta; de hecho el castigo o el tratamiento agresivo solo sirven para aumentar los problemas que puede estar experimentando, como la agresión o la suciedad en la casa, que empeoran con el miedo y el estrés". Por eso, frente a problemas de conducta de tu gato debés recurrir al veterinario para que te ayude a resolverlo como es debido, con amor y sin violencia.

5 - Miedo a situaciones visuales imprevistas

Los gatos tienen una gran visión de larga distancia y nocturna, pero es muy reducida a pocos centímetros. “Los gatos ni siquiera pueden enfocar bien a unos 26 centímetros de su cara; todo lo ven borroso ", dijo Jill Goodman, señalando que su visión está diseñada para la distancia debido a que son cazadores. "Por eso es que tienen poca memoria sobre lo que estaba detrás de ellos, y cuando algo diferente e inesperado aparece de repente en su reducido campo visual, eso produce miedo como respuesta". Por ello, aunque su reacción frente a un objeto desconocido que le presente imprevistamente genera una reacción muy graciosa para grabar y subir a las redes, eso implica un sufrimiento para tu mascota y debés evitarlo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados