Oscar Lajad, el director y cantante de la obra, recibió a Popular para comentar cómo surgió la idea de hacer esta actividad artística donde lo impensado es realmente posible.

¿Te imaginaste escuchar alguna vez el reconocido tema Aserejé en tango? ¿O Beso a Beso? ¿Y a Don Pepito con la versión de 2x4? Sí, ya sé, resulta impensado, pero aunque te parezca mentira hay un espectáculo musical que hace eso y más.

Se trata de Tango Corrupto, que viene de presentarse por diferentes lugares del interior y exterior del país, además de cosechar numerosos distinciones y nominaciones como el Premio Carlos 2018 como Mejor Espectáculo Café Concert, y que este miércoles vuelve a Buenos Aires, precisamente al Tasso de San Telmo (Defensa 1575).

Dirigido por Oscar Lajad, quien también es su cantante, recibió a POPULAR para contar cómo surgió la idea de hacer esta actividad artística donde lo impensado es realmente posible.

POPULAR: ¿Cómo se te ocurrió reversionar temas que están muy lejos de ser considerados tangos en tango?

OSCAR LAJAD: -Empecé a jugar con las versiones en un espectáculo de humor que hice antes de Tango Corrupto, pero el énfasis en ese momento era solo el humor. Aquellas versiones me sirvieron para darme cuenta cómo el sentido de las letras de las canciones tomaba otro significado, otro valor al llevarlo al ritmo del tango y dije: '¿Por qué no hacer un show completo de temas pop pero ¨vestidos¨ de Tango?'.

P: - ¿Cuál es la reacción del público con respecto a estas canciones?

OL: - El público lo disfruta a rabiar. Los espectadores mismos nos cuentan de lo divertido y emocionante que les resulta Tango Corrupto, ya que las canciones los hacen viajar al mundo de sus recuerdos y vivencias; además de redescubrir las letras de canciones que escucharon siempre pero nunca habían reparado en lo que decían, quizás por tratarse de un hit bailable que sólo invitaba a mover el esqueleto. El tango te invita a escuchar y a meterte en otra frecuencia emotiva.

P: -¿Se imaginaron cuando comenzaron que iban a cosechar los premios que tienen ahora?

OL: -La verdad que no. Darío Petruzio, quien actualmente dirige la puesta, me dijo antes de estrenar que “este show va a ganar todos los premios”, pero yo pensé que no era para tanto (risas) . Obviamente me siento orgulloso y agradecido con toda la gente que nos apoyó desde el primer momento, especialmente al público que nos acompaña función tras función.

P: -¿ Cómo son los procesos de adaptación de los temas y de la organización de las coreografías?

OL: El momento de creación es una de las cosas que más disfruto, además, está el plus de trabajar con gente querida. El genio de Gustavo Calabrese en los arreglos musicales y con Rosalía Álvarez y Nicolás Tobares en la coreografía. Con Gustavo probamos y vemos qué canciones son más adaptables que otras y luego él se encarga de llevar a partitura los bocetos y delirios míos. Rosalía y Nicolás además de su virtuosismo como bailarines son muy sensibles a la hora de coreografiar, logrando llevar el espíritu de Tango Corrupto a la danza.

P: - ¿Qué tiene en especial el Tasso para que realicen el show del miércoles?

OL: -El Tasso es un lugar emblemático de la música, fué genial que esta función de regreso a Buenos Aires sea allí, en ese escenario donde cantaron grandes de nuestra música popular.

P: -¿Cuáles son los próximos objetivos?

OL: -Como todo artista y músico, nos encantaría que Tango Corrupto se escuche en todos lados. Por suerte estamos con una agenda de shows interesante que incluye el Festival de Tango de La Falda, el Festival de Buenos Aires y demás presentaciones en el interior gracias a la gestión de mi querido amigo, socio y manager Gustavo Ferreri. También ya estamos grabando el segundo cd.

P: -¿ Por qué le pusieron Tango Corrupto?

OL: La palabra “corrupción” viene de ¨romper¨, y nosotros queremos romper con los prejuicios de que el tango es aburrido, de viejo, de otra época. Y con los prejuicios de que la música popular es un género menor, liviano, sin contenido.

P: ¿Qué importancia tiene lo audiovisual en la obra y en la difusión de lo que hacen?

OL: -Es un desafío que encaramos con Wilfredo Parra, ya que lamentablemente para mucha gente en Argentina, el tango es sinónimo de aburrimiento. En Tango Corrupto la gente vive una fiesta y sale del espectáculo feliz; entonces siempre el desafío es... como el que ve la gráfica y lee la palabra "Tango" no lo asocie con un show de tango tradicional, con los tangos de siempre, que son obras de arte, pero que la gente viene escuchando las mismas versiones desde hace 100 años, en algunos casos. Señores, con Tango Corrupto el tango también puede ser una fiesta.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados