La actriz volvió a brindar una entrevista y contó más detalles de las situaciones de acoso que denuncia haber sufrido por parte de su colega Juan Darthés. Acá, sus testimonio

Calu Rivero pasó al contragolpe. El sábado pasado en Podemos Hablar (Telefé) volvió a denunciar a Juan Darthés por “conducta inapropiada de un galán” (acoso sexual) y ayer arremetió nuevamente en Intrusos (América) y allí apuntó a Adrián Suar por la decisión de mantener al actor en elenco de Simona (El Trece) en medio del reclamo social sobre poner un freno a la violencia de género: “Si fuera Suar priorizaría lo humano ante lo material (en referencia a la pérdida económica y artística)”.

Si en el ciclo del sábado pasado con Andy Kusnetzoff, Calu apuntó directamente contra Darthés, en Intrusos avanzó un paso más e incluyó a Suar y al productor de la tira Dulce Amor (Telefé, 2012), Quique Estevanez, porque en su momento no la escuchó, Y cuando ella le propuso que intervenga ante una situación extremadamente incómoda, no encontró ni contención ni mediación: “Esperaba una respuesta de él que nunca existió. A mí no me toca nadie más. A mí se me respeta de ahora en más que puedo hablar y se me fue el miedo”.

En Intrusos, Calu confesó que antes de publicar la carta de confesión por Facebook en noviembre pasado sobre el acoso del que fue víctima: “Yo llamé antes a Suar. En él encontré a una persona que escucha y yo soy una agradecida en el medio. Yo empecé a trabajar en Pol-ka. Yo le conté todo cuando arrancaron las grabaciones de Simona con Darthés (la ficción se estrenó en enero pasado), después la vida y los negocios... Mi carta no fue contra Pol-ka ni el elenco, ahí trabaja gente que quiero mucho como Mercedes Scápola”.

Y remató: “Si fuera Suar priorizaría lo humano antes que lo material. Es lo único que se me ocurre pensar. Quiero aclarar que en Dulce Amor es a mí que bajan de la telenovela”, insistió ante la pregunta de qué sería para ella un acto de justicia para con Darthés en la actualidad.

Calu insistió que con la movida de la marcha de 8 M contra la violencia de género “me involucré más desde mi experiencia y para que no le pase a ninguna mujer lo que me pasó a mí”.

El envión de Calu en los medios estaría muy relacionada con la conducta de Darthés de llevarla a la justicia por “calumnias e injurias”. Ya hubo una audiencia de mediación y no hubo arreglo por lo que todo se encamina al inicio de acciones legales por parte del galán: “El no puede hacer nada porque la causa prescribió. Él quiere poner tanques de juicios y abogados para acallarnos. Me gustaría que en este país exista, por ejemplo, una Emma Watson, actriz británica que donó un millón de dólares para ayudar a sus pares que fueron víctimas de acoso ante eventuales juicios”.

En materia judicial en todo momento reiteró que “la causa prescribió porque ya pasaron cinco años. No me puede hacer ninguna demanda de nada. En todo caso, se va a encontrar con todo el daño que me causó. Es parte de las balas”. Por si fuera poco, agregó que antes de ingresar a la tira Dulce Amor “a mí me advirtieron y yo no hice caso. Me dije ´qué fiaca, justo ahora que me dan un protagónico´”.

La actriz contó que debió contar con cinco años de terapia para superar este mal momento en la carrera y los recuerdos de las escenas de los besos con el galán “me resultan cada vez más asquerosos. Yo en su momento le dije a él que me estaba haciendo mal y que así no seguía más. Yo sólo quería unas disculpas. Ya no soy la Calu de 2012, ahora tengo la fuerza colectiva que ni te explico. En eses entonces, yo no podía hablar y preferí proteger la tira”.

A su vez, Calu desmintió la versión que ella se retiró de la ficción por un curso de inglés: “¿Quién se la puede creer? En el mejor momento de mi carrera a los 25 años ¿Me voy a ir de un éxito de así porque sí’”. Por último, Calu señaló que a sus colegas también denunciantes contra Darthés, Anita Coa cci y Natalia Juncos “las conocí el día de la marcha, el 8 de marzo pasado. Las amo y las abrazo y mi consejo es que hay que salir a hablar”

Los principales textuales de Calu en la entrevista con Rial:

• “Había excesos inapropiados fuera de guión. Uno sabe cuándo se está pasando. Un día dije esto no está bien, no tengo más ganas de estar acá”.

• “Por qué no tuve el valor de decir basta. El primer exceso no lo pude parar, se lo dije, pero no lo pude exponer a él. El problema mío fue que no tuve el valor de decir basta y seguí por la presión, porque era chica, era mi sueño. La iba a pelear hasta que pueda”.

• “En mi cabeza decía: ‘Jamás voy a dejar lo que le pasa a Calu como persona se vea reflejado en Natalla personaje’”.

• “Creí que cuando me decía que no lo iba a hacer más, no lo iba a hacer más, pero lo volvía a hacer”.

Acá, la entrevista completa:

Calu Rivero cuenta detalles de cómo Darthés la acoso

Ante una situación de violencia de género, siempre es recomendable realizar la denuncia. Se puede llamar al 144. También se puede acudir a Comisarías de la Mujer y la Familia o, eventualmente, a cualquier comisaría cercana. También se puede recurrir al Juzgado de Garantía de turno o fiscalía.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados