En el Museo de la Reconquista se abrió un nuevo espacio para la memoria, en el que se recuerda a los trabajadores de Astarsa y la empresa Ford torturados y asesinados durante la dictadura.

En el marco de los homenajes por los 39 años del último golpe militar, en Tigre se inauguró un nuevo espacio para la Memoria en el Museo de la Reconquista.

En la flamante sala se les rinde tributo a los trabajadores del Astillero Argentinos Río de la Plata SA (Astarsa) y de la automotriz Ford, perseguidos, detenidos, torturados y desaparecidos por el gobierno de facto.

La inauguración de la nueva sala del museo comenzó con la presentación de un video introductorio, donde empleados del Astillero Astarsa, reclamaban por sus derechos como trabajadores; imágenes que fueron rescatadas y que hoy son parte de todos los vecinos y visitantes que se acercan al museo.

Carlos Morelli, ex obrero naval de Astarsa, recordó a sus compañeros desaparecidos: "Estoy muy emocionado por este reconocimiento hacia mis compañeros. Es muy importante para la sociedad conocer la historia de cada uno de ellos y su lucha. La memoria y la justicia son las herramientas que tenemos para revertir el pasado", manifestó.

Además de los obreros navales en el espacio se rinde homenaje a Haroldo Conti, Rodolfo Walsh, Rosa María Casariego, Eduardo Ernesto Barbasio, Dionisia López Amado (La Gallega), Alfonsina Juana Burga, Nelly Godoy de Rezeck y el Padre Francisco "Pancho" Soares, quienes son recordados bajo la leyenda 'lo que resiste no muere'.

El Director de la Agencia de Cultura, Daniel Fariña, señaló: "Este espacio era una deuda que el museo tenía con la historia y con la memoria del partido. Mediante el trabajo articulado con la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte, pudimos plasmar en esta sala un momento triste y nefasto, para que las nuevas generaciones sepan lo que pasó y no repitan los errores".

Padre Pancho
Otro de los actos por la Semana de la Memoria, la Verdad y la Justicia, organizada por el Municipio de Tigre, fue el homenaje al padre "Pancho" Soares, vecino asesinado por la última dictadura militar, con la presentación del libro "Sangre en la Iglesia".

El libro fue escrito por el padre Pedro Oeyen, en honor al cura obrero Francisco Soares, quien falleció el 13 de febrero de 1976, a manos de integrantes de la última dictadura militar. En el marco de la presentación de su obra, el sacerdote y Monseñor Casaretto ofrecieron una disertación para los vecinos presentes.

"Fue muy acertada la recomendación que monseñor Ojea le dio al padre Oeyen, para que escribiera este libro. Es muy importante lo que están haciendo en Tigre a favor de la memoria, porque un pueblo sin memoria es también un pueblo sin futuro, que no aprende de los errores del pasado ni valora los aciertos de quienes combatieron por los otros, como lo hiciera el padre Francisco Soares", sostuvo Casaretto.

En tanto, el padre Pedro Oeyen, autor de la obra, comentó: "El amor por la gente, por los más necesitados hasta entregar su vida por ella, es el legado que nos dejó 'Pancho' a todos. En el libro trato de reflejar eso, no solo contar la historia a partir de su muerte, sino cómo era él y porque lo recuerdan con tanta alegría, de hacer un humilde aporte para seguir construyendo la historia. La mirada al pasado nos enseña y da fuerzas para encarar el futuro".

Para concluir el acto, el Coro del Museo de la Reconquista interpretó los temas Honrar la Vida (de Eladia Blázquez) y Por qué cantamos (de Alberto Favero y Mario Benedetti).

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados