El 10 de abril último se nombró interventor al sindicalista Luis Barrionuevo y recién un mes después, el 3 de mayo comenzamos a funcionar. Digo, comenzamos porque durante tres meses concurrí, prácticamente, todos los días, hasta que el 9 de agosto en que se entregaron las llaves a las viejas autoridades (Gioja y Cia).

El interventor nombró dos abogados: Horacio Ferro (h) y Daniel Pires, los que se opusieron de entrada a la realización de cualquier actividad política aduciendo leguleyas razones. Y a dos agentes políticos: Julio Bárbaro y Carlos Campolongo, que vinieron solo una vez, el día de asunción, a la sede del PJ.

Lo de Bárbaro se explica porque me pidió que lo reemplazara y lo de Campolongo también, porque es un peronista descafeinado, que no emitió ni un solo comunicado, aunque sea mintiendo, para instalar políticamente a la Intervención. Él tendría que saber, ya que se enorgullece de ser profesor en comunicación, que en política solo existe lo que aparece, lo que se hace público. De lo contrario se hace política de cenáculo o lobby, cosa reñida con el peronismo.

Si estos son los hechos reales, incontrastables y ciertos. ¿qué podemos concluir de ello? Que la intervención ha sido estéril. Y como la mula y los granos híbridos no dio ningún fruto. Es cierto que en el ínterin se organizaron en el PJ 62 organizaciones nuevas, pero eso fue una tarea sindical y no política partidaria.

Merced al trabajo de los abogados Ferro y Pires la intervención fue un Sorondo, el cero más rotundo y más redondo. Se perdió una oportunidad de oro, pues nuestros reclamos por realizar un congreso de pensadores peronistas cayó en saco roto. Nuestro pedido por organizar el consejo del partido, aunque más no sea en forma provisional, tampoco prosperó.

Nuestro pedido por emitir comunicados en contra de la visita del FMI y del aborto no fueron oídos. Ni siquiera nos habilitaron una mínima conexión a Internet. En una palabra, se hizo todo para el PJ fuera un muerto en vida.

Reiteramos que se desperdició una oportunidad de oro, porque las viejas autoridades del PJ, responsable de la última derrota electoral del peronismo, son las que vuelven blanqueadas, para hundirnos en el pozo de la nada. Pues, no se puede salir de la decadencia con aquellos que nos llevaron a ella. ¿Si esto no sirve a Macri, a quién sirve?.

Alberto Buela

buela.alberto@gmail.com

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados