Silvana Carnicero, que dicta clases en la Escuela Técnica Nº 33, competirá con su trabajo de “tele-colaboración”, un proyecto que involucra a 60 países, al día a día de sus clases.

Hace algo más de cuatro años que Varkey Foundation decidió entregar el Global Teacher Prize, un reconocimiento a los mejores docentes del planeta. Ellos reciben de todo el mundo una larga lista de postulaciones que después de un arduo trabajo logran depurar para que queden 50 postulantes al premio que fueron elegidos gracias a su esfuerzo, la originalidad de sus propuestas pedagógicas y los alcances de sus trabajos.

En la edición que tendrá el fin el próximo 18 de marzo, durante el Global Education en Dubai, donde se entregará el premio, se recibieron cerca de 40.000 solicitudes procedentes de 173 países y hay dos argentinos que tienen semejante privilegio y uno de ellos dicta clases en una escuela del barrio de Nueva Pompeya. Se trata de Silvana Carnicero que competirá con el resto de los participantes (NdeR: el otro argentino es Germán Soto) para llevarse el millón de dólares que entrega la Fundación.

Silvana Carnicero es una docente que desempeña tareas en la Escuela Técnica Nº 33 de Nueva Pompeya. Según cuentan quienes la conocen lo que más destacan de ella, más allá de su calidad como docente, es su afán innovador, por la incorporación de la tecnología en el aula. Desde hace 17 años la docente aplica la “tele-colaboración”, un proyecto que involucra a 60 países, al día a día de sus clases.

Los chicos de secundaria se conectan a través de Skype con alumnos de, por ejemplo, Rumania, Egipto, Pakistán. “Son culturas que no tienen nada que ver con nuestro país. Comparan similitudes y diferencias, y también dan a conocer su idiosincrasia, refuerzan su identidad”, explicó en una entrevista la docente. Para ella este método tiene múltiples ventajas: la motivación por el trabajo, el desarrollo de otras habilidades más allá del inglés que necesitarán en sus futuros trabajos como alfabetización digital, colaboración, estrategias de comunicación. Siempre las videoconferencias culminan en trabajos prácticos. “La clave es siempre poner los objetivos pedagógicos por sobre la tecnología porque si no, se convierte en una moda que termina pasando”, puntualizó.

¿Cómo comenzó con este proyecto? Fue cuando en una de sus búsquedas por Internet encontró que le pedían un proyecto para publicar en una red telemática. Ahí creó “Mi escuela, tu escuela” que conecta a instituciones de distintas partes del mundo para contar cómo viven su día a día. Cómo son sus uniformes, sus horarios, cuáles son sus celebraciones, cómo está compuesto el personal, qué deportes practican, qué idiomas se imparten. Desde ese momento el Skype pasó a ser parte de su cotidianeidad, del día a día y hoy los chicos de secundaria se conectan con alumnos de, por ejemplo, Rumania, Egipto, Pakistán. Mientras mayores sean las diferencias culturales, mejor. “Son culturas que no tienen nada que ver con nuestro país. Comparan similitudes y diferencias, y también dan a conocer su idiosincrasia, refuerzan su identidad”, dijo la docente. Después de mucho pensarlo, decidió que valía la pena y se postuló para el premio. Dio a conocer su historia como docente, su visión respecto a la innovación educativa y se sorprendió cuando recibió la noticia de la nominación. “Tengo mi forma de dar clases naturalizada. Uno tiene la idea de que otros docentes hacen todavía más cosas. Esto me sirve para valorar mi trabajo”, expresó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados