Con su autogestión consolidada, lograron grabar diferentes canciones y ahora presentan su material más reciente Despierta la Fuerza, producido por Germán Lentino y Chizzo Nápoli.

Hace 12 años, en el corazón del barrio de Pompeya, un grupo de jóvenes y algunos no tanto, decidieron que era una muy buena oportunidad juntarse para hacer lo que más les gustaba: música. Fue así que nació La Belle Epoque, una formación musical influenciada por el rock de los 70° que además decidió incorporarle al concepto artístico un estilo de vida que llevaban los que la formaron y desde su concepción son una banda que se “autogestiona” lo que le permite decidir plenamente sobre su destino musical y escenográfico.

Una muy buena experiencia cultural y artística de la que todos podrán disfrutar ya que siguen presentando su disco ‘Despierta la Fuerza‘, grabado y mezclado en su sala, ‘La Casa que Vibra‘, y producido por Germán Lentino y Chizzo Nápoli, el próximo 26 de agosto en el Teatro Verdi de La Boca, Almirante Brown 736.

“Desde el momento que decidimos formarnos fuimos La Belle Epoque pero con el paso del tiempo y por cuestiones legales tuvimos que reacomodar nuestro nombre y hoy somos “La Bella Epoca” aunque cuando vas a un recital nuestro la gente nos sigue llamando por nuestro nombre original”, le cuenta a Diario Popular.

Hugo Moggia uno de los fundadores del proyecto, hoy representante de la banda y además músico. “Se formó gracias al entusiasmo y a la idea de un grupo de jóvenes y viejos del barrio de Pompeya. Y cuando digo jóvenes y viejos tiene que ver con la diferencia de edad que había en el momento que empezamos a tocar. Había chicos de unos 17 años y otros de 35. Hoy somos todos 12 años más grande es decir que aquellos que tenían 17 hoy están pisando los 30 y yo, por ejemplo, pertenezco a los que hoy están cerquita de los 50”, cuenta feliz Hugo.

Una de las cosas que distingue y que hacen de la banda una agrupación diferente tiene que ver con el concepto de autogestión con el que se consolidaron. “Fuimos nosotros los que decidimos hacerlo de una manera autogestionada. Esa era la bandera que llevábamos adelante los más grandes en ese momento y se la pasamos a los pibes. Es cierto que ellos ya tenían ese bichito adentro sino de ninguna manera lo hubiésemos logrado”, dice feliz Hugo.

¿Cuáles son los beneficios de poder tener el control total de la banda? “En primer lugar tenés la posibilidad de decidir qué hacer en un show. Nosotros damos todos espectáculos temáticos, teatrales y eso es lo que nos gusta. Pero además estamos convencido que no queremos que ninguna empresa venga a decirnos lo que tenemos que hacer en lo que tiene que ver con la parte artística y por suerte nos fue muy bien”, asegura Hugo.

Aparecen en esta nota: