El prófugo fue capturado en el barrio porteño de Flores por un grupo comando de Gendarmería. Se encontraba en las inmediaciones de la villa 1-11-14 al momento de ser detenido

Darío Badaracco, principal sospechoso del femicidio de Araceli Fulles, fue capturado anoche en una casa de la villa 1-11-14 del barrio porteño de Flores, tras la denuncia de una vecina que reconoció al criminal que se encontraba prófugo desde el jueves pasado.

Badaracco fue apresado en la intersección de Cobo y Curapaligüe por un grupo comando de Gendarmería y fue trasladado a la Unidad 34 de esa fuerza. Hoy será indagado.

En el momento de la detención, los gendarmes detectaron al sujeto en la vía pública en esa zona de la Capital Federal y admitió ser el hombre buscado, por lo que fue reducido inmediatamente.

En declaraciones televisivas, una mujer embarazada, de nombre Nancy González, dijo ser quien había visto junto a sus amigas al sindicado autor del crimen. Incluso, contó que tuvo que insistir sobre la identidad del sujeto a los oficiales de Gendarmería.

Más allá de esto, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, envió su saludo para los oficiales por la captura. “Detenido el presunto asesino de Araceli. Felicitaciones @gendarmeria por su trabajo esforzado”, escribió en su cuenta de Twitter.

Con esta aprehensión, ya no hay prófugos por el asesinato de Araceli, con seis sospechosos tras las rejas.

Diego Badaracco, también conocido por otros nombres como Darío y Gastón que utiliza en las redes sociales, había declarado horas antes del hallazgo del cuerpo ante la fiscal Gabriela López Pereyra.

Allí, reconoció haber estado “hasta las 6 y media de la mañana” con la joven en un camión del corralón de materiales donde trabaja y confesó que vivía en la casa de la calle Alfonsina Storni al 4400 de José León Suárez, donde luego encontrarían el cadáver, a pocas cuadras de la casa de Araceli.

El hombre trabajaba de camionero en un corralón de materiales de la zona y tenía antecedentes por al menos tres causas penales.

Según trascendió, una de ellas es de 2012 por el delito de “tentativa de robo agravado”, ocurrido en San Martín; otra es de 2013 por “encubrimiento” y la tercera es de 2014 por “robo calificado”.

LEA MÁS:

De acuerdo a los datos obtenidos en Facebook, Badaracco dice estar casado desde septiembre de 2013 y su última publicación fue el 17 de abril último, en la que subió una foto en la que se ven dos platos con comida con la leyenda: “hoy se cena en la cama” y está compartida con su esposa.

Para esa fecha, Araceli Fulles, según la data de muerte que manejan los peritos, ya había sido asesinada, aunque no está determinado si había sido enterrada en el lugar en el que fue encontrado su cuerpo.

El hombre, que declaró tres veces ante la fiscal del caso durante el tiempo en el que Araceli estaba desaparecida, subió fotos en las que se lo ve en el camión en el que trabajaba para el corralón. Ese vehículo fue peritado y dentro del mismo los peritos encontraron cabellos que pertenecían a la joven.