Se trata de Carlos Damián Alberto Cassalz, quien según fuentes de la investigación fue parte de una agrupación delictiva que estuvo involucrada en los secuestros extorsivos del hermano del futbolista Juan Román Riquelme, llamado Cristian, en abril del 2002, y del empresario Abraham Awada, en agosto del 2001, por lo cuales cobraron una importante suma de dinero como rescate.

El dueño del corralón para el que trabajaba Diego Badaracco (29), el principal sospechoso del caso Araceli Fulles (22), fue miembro de una superbanda de secuestradores que actuó entre el 2001 y 2002, y estuvo preso hasta el 2005 hasta que fue excarcelado, informaron fuentes de la investigación.

Se trata de Carlos Damián Alberto Cassalz (34), quien fue apresado ayer por la tarde tras el hallazgo del cuerpo de una joven en una casa del partido de San Martín, y que hoy se confirmó que se trata de Araceli.

Cassalz quedó detenido y fue acusado por la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial San Martín, por el delito de “homicidio agravado”, al igual que otros tres hombres, llamados Jonathan (29) y Emanuel (25) Ávalos y Marcos Ibarra (32).

LEA MÁS:

Según fuentes de la investigación, Cassalz fue parte de una superbanda de secuestradores que los años 2000 estuvo liderada por Felix Nicolás “El Boli” Díaz, quien murió en la cárcel de Ezeiza durante una pelea con otros presos.

La banda del “Boli” Díaz estuvo involucrada en los secuestros extorsivos del hermano del futbolista Juan Román Riquelme, llamado Cristian, en abril del 2002, y del empresario Abraham Awada, en agosto del 2001, por lo cuales cobraron una importante suma de dinero como rescate.

Cassalz estuvo detenido en el marco de tres investigaciones distintas: a disposición del juzgado federal 1 porteño, en el 2003; del juzgado de Garantías 3 de San Martín, también en el 2003 y del Juzgado de Garantías 1 de Zárate-Campana, en el 2005.

En todos los casos, el delito por el que lo investigaban fue “secuestro extorsivo”, dijeron los pesquisas, quienes aseguraron que el último lugar de alojamiento fue el Complejo Penitenciario Federal 2 de Marcos Paz hasta el 2005, cuando salió en libertad.

En tanto, los investigadores determinaron que el prófugo Badaracco tiene antecedentes del 2012 por tentativa de robo, en el 2013 por el delito de encubrimiento y en el 2014 por un robo, todos delitos cometidos en jurisdicción del departamento judicial de San Martín.

Aparecen en esta nota: